sec-corbata

Quedó firme la absolución de Fraticelli

La Corte Suprema de Justicia de la Nación dejó firme la absolución del ex juez de Rufino Carlos Fraticelli y de su esposa Graciela Dieser, que se suicidó en 2012, por el crimen de su hija Natalia, ocurrido en mayo del 2000. Fue rechazado el último recurso presentado por la fiscalía general de Santa Fe.

Los ministros Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco y Juan Carlos Maqueda rehusaron tratar el último recurso de apelación presentado y eso llevó a confirmar la absolución del matrimonio Fraticelli, que había sido condenado a prisión perpetua por el crimen de Natalia, la hija adolescente de ambos, pero luego de un complejo trámite judicial ambos fueron absueltos.

Natalia Fraticelli (15) fue hallada muerta por asfixia, con una bolsa colocada sobre su cabeza, el 20 de mayo de 2000, en su casa de Rufino. La adolescente padecía un leve retraso madurativo y sus padres fueron investigados porque se especulaba con que para ellos era una carga y entorpecía su vida social.

El ex juez Penal de Rufino y su esposa fueron detenidos, acusados de “homicidio calificado por el vínculo y por alevosía” y el 14 de mayo de 2002 un juez de Sentencia de Melincué los condenó a la pena de prisión perpetua en una resolución confirmada en todas las instancias de la justicia santafesina.

Luego, en agosto de 2006, la Corte Suprema detectó graves vicios de procedimiento, revocó la sentencia y ordenó revisar toda la causa observando el “debido proceso”, tras lo cual el matrimonio recuperó la libertad y el 20 de noviembre ambos padres fueron finalmente absueltos.

Ese fallo volvió a generar un nuevo circuito de apelaciones que culminó en diciembre de 2014 con la intervención de la Corte de Santa Fe, que ratificó las absoluciones, decisión que fue cuestionada ante el máximo tribunal del país que, ahora, declaró "inadmisible" el último recurso posible.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo