sec-corbata

Pensalo dos veces: casarse y divorciarse también sale más caro

El Registro Civil aumentó este jueves la mayoría de sus tarifas: inscribir un divorcio o registrar el casamiento sale el doble que antes. Sumado al aumento general de precios, empezar o terminar un matrimonio no es nada barato

A partir de este jueves, varios trámites en el Registro Civil aumentan en un 100%. Entre ellos, los que son necesarios para casarse legalmente. Si a esto se le suman los aumentos generales de precios generados por la inflación y la devaluación, el presupuesto para contraer matrimonio se eleva a cifras no muy accesibles. Pero, cuidado: divorciarse también sale más caro. ¿Cuánto sale casarse y separarse en 2016?

Primero lo primero, las tarifas legales del civil. Con el aumento, la libreta de matrimonio se irá de $100 a $200, la celebración del matrimonio en oficina en días hábiles pasará de $40 a $80 y de $900 a $1800 en días no hábiles. ¿Lo más caro? El oficio a domicilio, que costará $7000 en vez de $3500. Una más: si se quiere tener más de un testigo por cónyuge, debe abonarse un extra de $600 por cada agregado. Para meditarlo largamente antes de formalizar las uniones. 

Claro, pero casarse no tiene que ver solamente con hacer algunos trámites. La mayoría elige complementar la parte legal con una celebración acorde a la importancia del evento. Según flamantes parejas, el presupuesto de una fiesta de clase media sin demasiados lujos supera necesariamente los $100.000. Entre el salón, el catering, el cotillón, el vestido, las alianzas, la organización, el DJ y las bebidas, no queda otra que invertir a lo grande. A sacar un crédito o empezar a ahorrar.

Pero el fin del amor cuesta tanto como el principio. Incluso puede llegar a salir más caro, según las particularidades del caso. El trámite de inscripción del divorcio aumentó de $60 a $120. Hasta ahí, todo bien. Sin embargo, separarse legalmente, aún en los mejores casos, conlleva abogados, escribanos, más trámites y sellados. ¿Cuánto puede salir divorciarse? Según la Ley Provincial 6767 de honorarios de abogados y procuradores, romper el vínculo matrimonial no puede costar menos de $30.000, estimativamente. Y probablemente salga mucho más.

A tener en cuenta: ese costo es sólo por la formalización del divorcio, pero hay que tener en cuenta varios factores más que hay que considerar como adicionales en el presupuesto, como la división de bienes (por cada bien en común: más honorarios, aportes y sellados) o la compensación económica en caso de que exista. Si hay hijos, la cosa se complica y se encarece todavía más: el arreglo de la tenencia, las visitas, y los alimentos implica todo un dineral en honorarios para los profesionales. Cada caso tendrá sus particularidades, pero puede llegar a superar los $100.000.

Claro que existe una Defensoría Pública en la que solicitar asistencia profesional de forma gratuita. Pero para acceder a este servicio, hay que demostrar pobreza o indigencia. Es decir: la incapacidad de solventar los altísimos costos de un divorcio, entre otras cuestiones. Para la mayoría de los mortales, tanto comenzar como terminar un matrimonio implicará un gasto considerable. A pensarlo dos veces antes de emprender cualquiera de los caminos.
 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo