sec-corbata

Mientras uno de los policías baleado sigue grave, Lanatta visitó a la ex suegra

La ex suegra de Cristian Lanatta denunció que éste fue a su casa, en la localidad bonaerense de Berazategui en dos ocasiones y le robó plata y una camioneta. Los efectivos baleados en un enfrentamiento con los prófugos siguen internados

La ex suegra de Cristian Lanatta, uno de los condenados por el triple crimen de General Rodrí­guez que se fugaron el domingo de la cárcel de General Alvear, denunció que éste fue a su casa de la localidad bonaerense de Berazategui en dos ocasiones y le robó plata y una camioneta.

La denuncia fue formulada a través de la abogada Némesis Da Silva, en representación de la damnificada y de la ex esposa de Lanatta, Ana Laura Mollier, con quien tiene dos hijos. Da Silva aseguró que el domingo, horas después de escaparse junto a su hermano, Martí­n, y Víctor Schillaci del penal, Lanatta fue a pedirle dinero a su ex suegra.

Según la letrada, la mujer, en estado de shock, le entregó algo de plata -no precisó el monto- y el prófugo se fue. Debido a esta situación, la mujer realizó la denuncia ante la Justicia de Quilmes y pidió custodia policial, pero de acuerdo a Da Silva, todavía no le fue asignada. 

La situación se repitió ayer, cuando Lanatta volvió a la casa de nuevo, amenazó a su ex suegra con un arma de fuego y le exigió las llaves de una camioneta Renault Kangoo gris oscuro, con la cual se escapó.

Según la abogada, en ambas ocasiones el prófugo se encontraba solo. Da Silva aclaró que Ana Laura y su madre no tienen relación con Lanatta desde su separación y que él únicamente se comunicaba con uno de sus hijos a través de un celular.

"Mi clienta se puso a disposición de la Justicia, aportó sus teléfonos, el de su pareja y el de sus hijos como para que cualquier mensaje que enviara (Lanatta) lo puedan ver", agregó.

Parte médico oficial de los policías baleados en la ciudad de Ranchos 

Mientras tanto Fernando Pengsawath, uno de los policías baleados en la ciudad de Ranchos por los prófugos presentaba este viernes "fallos múltiple multiorgánicos" con "pronóstico reservado" para su salud, según el parte médico oficial.

La otra víctima del ataque, la agente Lucrecia Yudati, de 33 años, se encontraba "estable", de acuerdo con el reporte que ofreció este mediodía el Centro Médico Fitz Roy, del barrio porteño de Palermo.

Pengsawath, de 22 años, presentaba "heridas de arma de fuego en abdomen, con múltiples lesiones en vísceras y asistencia médica respiratoria mecánica". "El mismo presenta fallos multiorgánicos, con parámetros vitales más estables, aunque con pronóstico reservado", indicó el parte médico.

El centro de salud informó que durante el sábado por la mañana se brindará un nuevo informe médico.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo