Mandan a la Policía de Acción Táctica a prepararse mejor

El jefe de la Policía de Acción Táctica reveló que ordenó otra capacitación para sus hombres, luego del trágico episodio en el que mataron a un inocente durante una persecución

La Policía de Acción Táctica (PAT) se encuentra en medio de la polémica por ser la encargada de reemplazar en los barrios más violentos a Gendarmería Nacional, fuerza que tanto ciudadanos como políticos, y hasta funcionarios del socialismo, han reclamado por su retorno. Se suma a esta situación los escasos seis meses de rodaje de la fuerza y su composición de agentes sin experiencia, quienes quedaron implicados en el tiroteo en el que perdió la vida Jonatan Herrera en barrio Tablada.

En este contexto, desde el Ministerio de Seguridad se decidió que a partir de febrero todos los egresados que quieran ingresar a la Policía de Acción Táctica deberán realizar un curso especializado con el objetivo de que los efectivos estén mejor preparados para zonas hostiles, como las que cubren en Rosario al alejarse Gendarmería. Se trata del Curso de Operaciones de Policía, el cual tiene en común una serie de contenidos que adquieren los efectivos de las Tropas de Operaciones Especiales (TOE).

Mucho se discutió en las últimas semanas sobre la falta de experiencia de los efectivos, incluso el poco conocimiento de la ciudad, en gran parte porque sus miembros provienen de otros lugares de la provincia. El mismo jefe de las PAT, Adrián Forni, admitió que “muchos son jóvenes que no están acostumbrados a esta realidad de violencia urbana, porque son oriundos del norte de la provincia”, y agregó que eso se debe a que “no hay muchos rosarinos que quieran ingresar a la fuerza”.

Forni propuso el esquema de trabajo, decisión que se corresponde con su mando también en las TOE. En contacto con rosarioplus.com, señaló que el curso es “específico para la práctica en zonas hostiles” de la ciudad y que “permitirá que el agente vaya más seguro a las zonas que deba intervenir”. Incluso, aclaró que los efectivos de la PAT que están en funciones también deberán realizar la capacitación.

Si bien recalcó que esta medida se delineó apenas asumió, se hace evidente que el descontento social y político del último mes influyó de manera determinante para apurar. La expectativas por parte de la sociedad para las fuerzas que brindan seguridad, principalmente en los barrios que están expuestos a la violencia, se vio alterada cuando Gendarmería nacional se instaló en la ciudad en abril del año pasado, y se retiró en diciembre pasado, por orden del secretario de Seguridad nacional, Sergio Berni. “Si Rosario está tan mal, porqué entonces la Nación le retira los gendarmes para llevarlos al conurbano bonaerense”, inquirieron distintas voces, desde la intendenta Mónica Fein hasta el senador Rubén Giustiniani o el diputado provincial Maximiliano Pullaro.

Para colmo de males, la aptitud de esta nueva división quedó bajo serias dudas cuando en una de las primeras intervenciones, los efectivos de la PAT  dispararon en la calle durante la persecución a un ladrón y resultó muerto un inocente: Jonatan Herrera, que estaba frente a su casa lavando el auto. Por esto, se dictó prisión preventiva a los cuatro policías que intervinieron.

Forni argumentó al respecto: “Fueron jóvenes que tuvieron la voluntad de intervenir, y lamentablemente se mezcló su período de formación, las ganas, y la edad. Además, el stress de estar en una de sus primeras situaciones de esa magnitud”.

Desde la semana pasada, una dotación de 32 hombres de esta fuerza se instaló en el difícil barrio Santa Lucía, con la misión de mantener a raya los enfrentamientos armados que días atrás causaron 3 asesinatos en 24 horas

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo