sec-corbata

Los trenes de carga trasladan cada vez menos cosecha

El proyecto impulsado por las entidades empresarias para mejor los accesos a las terminales portuarias contempla obras ferroviarias por un total de 317 millones de dólares. Por el momento, los trenes de cargas siguen con números rojos. En 2015 trasladaron menos granos que en 2014

Más de 12 mil camiones circulan por las rutas del país en dirección a las terminales portuarias del Gran Rosario, de donde se despacha el 80 por ciento de los embarques de aceites, granos y subproductos de Argentina. El cuello de botella de semejante flujo vehicular se produce en las arterias del cordón industrial, generando un colapso que, año tras año, trastorna la vida y el trabajo de los eslabones más débiles de una cadena comercial que factura miles de millones de dólares. La reactivación de los trenes de carga, una política llevada a cabo por el anterior gobierno nacional, apareció como una solución para este problema estructural. Sin embargo, el flujo de mercadería transportada sigue en baja.

El año pasado, el Congreso sancionó la creación de la empresa Ferrocarriles Argentinos Sociedad del Estado y fijó así la devolución a la administración nacional tanto del servicio de pasajeros como el de cargas. Fue el último paso que dio el kirchnerismo en su política de profundizar el rol del Estado en el proceso de transformación de los ferrocarriles (desmantelados durante la década del 90) iniciado luego de la tragedia de Once, en febrero de 2012. 

En 2013, tras la rescisión de las dos concesiones que estaban en manos de la firma brasileña América Latina Logística (ALL Central y ALL Mesopotámica), la empresa estatal Belgrano Cargas y Logística (BCYL) pasó a operar las redes de carga de los ex ferrocarriles Belgrano, San Martín y Urquiza. La inversión para modernizar los servicios superó los tres mil millones de pesos. El plan de gobierno contempló una meta para 2015 de un mínimo de 4 millones de toneladas transportadas por los trenes estatales. 

Lo cierto es que, según los datos recogidos por la Bolsa de Comercio de Rosario, la carga total transportada por ferrocarril en el país en 2015 muestra una caída respecto al año anterior, tanto a nivel de toneladas transportadas como en lo referido a toneladas-kilómetro. La disminución promedio fue de un 4,2%. Se pasó de un total de 19.316.398 en 2014 a 18.505.712 en 2015.

La variación no fue la misma en todos los concesionarios. En el caso de Ferroexpreso Pampeano y Nuevo Central Argentino, casi no hubo modificaciones en las toneladas transportadas con relación en al año anterior, con una variación de +0,3 y -0,3%, respectivamente. Por su parte, la carga de Ferrosur Roca disminuyó un 3,5%, en tanto que la carga transportada por las líneas San Martín, Urquiza y Belgrano cayó un 18,4%, 48,1% y 13,9%, respectivamente.

La contracara de este declive es el aumento del parque de camiones para mover la cosecha. El mismo informe de la BCR indica que en la actualidad son más de 90 mil camiones los que conforman la flota transportan granos desde chacra-acopios a las terminales portuarias e industrias procesadoras del país. Por año, arriban más de dos millones de vehículos al Gran Rosario cargados de granos. 

El colapso en los accesos viales y el déficit ferroviario preocupa a las entidades empresariales de la agroindustria. La semana pasada, presentaron un ambicioso proyecto para mejorar la infraestructura de la zona. Según se precisó, se necesitan 103 millones de dólares para 6 nuevos accesos viales a industrias y puertos (4 al norte y 2 al sur) y 320 millones de dólares para 13 obras de accesos ferroviarios. El borrador no precisa de dónde saldrán los fondos para concretar tamaña iniciativa.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo