sec-corbata

Los taxistas dicen que su atraso tarifario es del 75 por ciento

Los taxistas comenzaron a hacer oír la necesidad de aumentar la tarifa que no se toca desde fines de 2015. Buscan posibilidades para que no impacte de lleno   

Las cámaras de titulares de licencias de taxi comenzaron esta mañana a negociar para actualizar la tarifa de taxis que no se aumenta desde fines del año pasado antes del aumento generalizado de precios y la devaluación. Para este primer paso presentaron su propio estudio de costos en la comisión de Servicios Públicos que arroja un aumento superior al 70 por ciento, aunque aclaran que no lo trasladarán a la tarifa "porque no van a tendrían más viajes".

Los taxistas advierten que es necesario de “forma urgente” el aumento y buscarán en el Concejo salidas alternativas para amortiguar el impacto en los usuarios, que de por sí ya han dado muestras de tener una demanda más baja el último semestre.   

“Nuestro estudio de costos nos da la necesidad de un 75 por ciento de aumento, y hay que sumarle la suba del GNC que no se incluyó. Pero no podemos pasarle el aumento del 80 por ciento al usuario, ni escalonado ni de ninguna manera”, se dio cuenta José Iantosca, de la Cámara de Titulares de Licencias de Taxis (Catiltar).

Es por eso que buscarán una salida alternativa, y lo que más adhesión gana en este primer contacto con los concejales municipales es pedir una quita de tributos.  “El límite es el bolsillo de la gente, aunque esté destruido”, grafica a Rosarioplus.com el dirigente quien afirmó “que no esperarán un mes para que se aumente”.

“¿Qué es lo que dejamos de pagar? ¿No pagamos aportes a los choferes, no compramos cubiertas? Por eso pedimos que nos saquen algún tributo para subsidiar algo a los taxis, ya sea patente, ingresos brutos, o algo. En Capital Federal pagan el 25 por ciento y no pagan ingresos brutos”, dijo Iantosca en Sí 98.9.

Otra alternativa que proponen es que "las chapas que devuelven los taxistas, que no vuelvan a la calle", como "medida provisoria hasta que se acomode el país".

En una hipotética suba del 40 por ciento, teniendo en cuenta la devaluación y un 10 por ciento de inflación en el trimestre, la tarifa pasaría de 17 pesos actuales de tarifa diurna, pasaría a costar cerca de 24 pesos la bajada. Los costos fijos del vehículo se modificaron con subas en mantenimiento, seguro, insumos, tributos y combustible.

Ahora bien, el estudio que cuenta para fijar la tarifa será el que emita en las próximas semanas el Ente de la Movilidad y luego se gire al Concejo para ser debatido. 


 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo