sec-corbata

Los despidos en el sector privado ya afectan al interior santafesino

En su carrera por lograr la “pobreza cero” en el país, el presidente Mauricio Macri, decidió “privilegiar a los que trabajan bien" y generó una ola de despidos en el sector público. La medida tomada por el macrismo solo apuntaba a limpiar de “militantes” el Estado, sin embargo, la crisis laboral alcanzó al sector privado.

En la localidad de Firmat, la empresa “Meyde”, dedicada a la fabricación de accesorios para cosechadoras, comunicó que este viernes será el último día de actividad, afectando de forma directa a unas 20 familias. En tanto que el jueves pasado, los empleados de “Vassalli Fabril” se manifestaron para conocer cómo viene el plan de salvataje económico que la empresa solicitó. Cerca de 600 trabajadores esperan una respuesta oficial.

Ambas noticias golpearon a la localidad santafesina y dan cuenta de una triste realidad. La ciudad pujante de referencia en la industria metalmecánica, hoy vive un panorama difícil, y seguramente será más complicado si Vassalli no logra solucionar su problema y decide cerrar las puertas.

Cerca de 600 trabajadores de Vassalli esperan una respuesta oficial sobre el salvataje de la empresa

En la madrugada del 4 enero, el frigorífico Frideco, ubicado en la ciudad de Totoras, le comunicó a sus empleados que había cerrado sus puertas. La planta ya había cerrado sus puertas en 1997 dejando en la calle a más de 150 familias. En esta ocasión, 100 personas quedarían en la calle.

El titular de la empresa, Oscar Depetris, habría ofrecido el retiro voluntario a los trabajadores y una indemnización precaria para arreglar el cierre. Como respuesta a la desidia patronal, los empleados decidieron tomar la compañía y pelear por sus puestos laborales.

El jueves 21 de enero, la planta que la curtiembre Sadesa SA posee en la localidad santafesina de Las Toscas cerró sus puertas, aduciendo cuestiones de mercado, por lo que 152 trabajadores perdieron su fuente de empleo.

Desde el Ministerio de Trabajo de la provincia indicaron que se está analizando la situación de los trabajadores despedidos y de los empleos indirectos que generaba la curtiembre, estimados en más de 300.

A pesar de las promesas de campaña, por ahora las decisiones políticas que tomó el gobierno nacional han generado desocupación en el sector público y privado del país.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo