Lo que viene con el agua no son sólo camalotes

La crecida del río Paraná y el desborde del río Uruguay, que tantas complicaciones están trayendo a la vecina provincia de Entre Ríos e incluso a Santa Fe, sumado a las altas temperaturas que se viven por estos días, puede generar un incremento de alimañas e insectos en la zona.

En la capital provincial ya están bajo alerta por una epidemia de alacranes y si bien no es el caso de Rosario, no está de más extremar los cuidados. En diálogo con Rosarioplus.com el director de Control de Vectores de la ciudad, Guillermo Palombo, detalló la situación local y dio las recomendaciones a seguir.

“En cuanto a alacranes no estamos recibiendo mayores casos que los que se acostumbran para esta época. Sin embargo sí registramos un aumento de roedores, especialmente en la zona de la Florida y pasando el puente Rosario–Victoria”, explicó.

Además, agregó que “la crecida del río puede traer víboras, insectos y alimañas” y recomendó “ser prudente y si se ve algún insecto extraño, que no nos es común, no tocarlo”.

Para aquellos que andan por el río, especialmente cruzando el puente, en la zona del Paraná Viejo (o el Embudo) aconsejó “andar con cuidado: utilizar botas largas, remeras mangas largas, repelente de insectos”.

Además “no se debe tocar la vegetación, los camalotes que andan por la costa, porque es allí en donde pueden alojarse roedores y víboras. Cuanto más grande es el islote de vegetación, más probabilidades hay que haya roedores o víboras entre los camalotes”, indicó.    

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo