Lluvia de afiliaciones en el PJ de Rosario

El 4 de enero la departamental del Partido Justicialista impulsó una campaña de afiliación de cinco días. La movida se extendió por la alta e incesante demanda: reunieron 2 mil solicitudes en 15 días. Explican que el fenómeno se relaciona con la necesidad de adherentes y militantes de participar orgánicamente ante el cambio de modelo político

-Hola, buenas tardes, quiero afiliarme y vengo para saber cómo es el trámite.

-Necesitás una fotocopia del DNI y completar cuatro fichas. Nada más.

-Perfecto mañana regreso.

-Dale. Estamos de lunes a viernes de 17 a 20.

El diálogo, breve y de pasada, se repitió cientos de veces en los últimos días en uno de los salones de la departamental del Partido Justicialista (PJ) en Rosario.  De un lado de la mesa, militantes o simples adherentes a las ideas del peronismo con ganas de formar parte de la estructura orgánica del partido. Del otro, afiliados entusiasmados que colaboran para canalizar la avalancha de nuevos pedidos. El interés por figurar en los padrones colmó todas las expectativas: en 15 días se registraron más de 2000 solicitudes.

Rosarioplus.com fue testigo directo de un fenómeno que sorprende y entusiasma a las máximas autoridades del peronismo de la ciudad. La postal se repite todas las tardes en el inmueble ubicado en calle Sarmiento 1733. Viejos militantes, jóvenes vírgenes en pertenencia partidaria, familias enteras y hasta simpatizantes de otros espacios políticos que se acercan con la intención de afiliarse para “resistir y combatir” el nuevo modelo de país que se puso en marcha desde la asunción de Mauricio Macri.

“Pasamos de pocas afiliaciones por año a 60 en un solo día”, explica Basso

“Vengo a buscar 50 fichas para llevar a Villa Gobernador Gálvez”, pide con timidez una chica ni bien cruza la puerta de la departamental. “Yo ya tengo la fotocopia de mi DNI, quiero llenar las fichas”, dice otro muchacho a su lado. “La demanda nos superó, es muy loco lo que está pasando. Pasamos de pocas afiliaciones por año a 60 en un solo día”, explica Pablo Paiz (33 años), uno de los diez militantes que trabajan en la recepción, recopilación y digitalización de las solicitudes.

La campaña para sumar nuevos afiliados se gestó en las redes sociales a fines de diciembre. Ante la consulta y la buena recepción en Internet, se decidió abrir la departamental para recibir a los primeros interesados. “Históricamente la departamental está cerrada en enero. La idea inicial fue armar una campaña de cinco días. El lunes 4 de enero abrimos las puertas. Desde ese día no paramos de recibir gente, por lo que extendimos los plazos”, agrega Pablo Basso (26), otro de los jóvenes que atiende y asesora a los interesados en afiliarse.          

Los registros indican que ya hay 1800 nuevos afiliados. “Hay muchas fichas que aún no nos llegaron, por lo que en estos días debemos haber superado las 2000 solicitudes”, afirma Basso. Los militantes detallan que el interés por participar activamente del justicialismo alcanza a tres grandes grupos: aquellos que se desafiliaron en la década del 90, viejos militantes de izquierda y jóvenes que abrazaron la política con el kirchnerismo.

“Por lo general todos vienen a bancar al Frente para la Victoria y a Cristina. No encontramos muchos apoyos en otras fracciones del peronismo. Nos dicen que quieren ser testigos de este momento de resistencia y que quieren tener voz y voto para que el partido siga levantando las banderas de estos últimos 12 años”, subraya Paiz.

La referencia al voto es por el congreso nacional que en marzo definirá las estrategias a futuro. Muchos de los nuevos afiliados aspiran a participar en caso de una hipotética interna entre un peronismo más progresista y otro más conservador.

Las autoridades de la departamental estiman que quienes hoy llenan una ficha van a poder levantar la mano en una eventual interna. “Los tiempos en principio dan. Acá juntamos todas las fichas, armamos un Excel con todos los datos y las mandamos a Santa Fe. El último paso es el empadronamiento”, señala Basso.     

El fenómeno, cuentan, trasciende las fronteras del PJ. “Han venido chicos de Ciudad Futura, gente con simpatía con el radicalismo y hasta anarquistas o militantes del Partido Comunista”, cuentan por lo bajo en la departamental.

Las historias y anécdotas de los últimos días iluminan los rostros de quienes colaboran por fortalecer la estructura del partido. Cuentan de una madre empecinada en afiliar a su hijo de 15 años. O de una abuela de 92 años que, bastón en mano, cruzó la puerta con la fotocopia de su DNI en la otra mano. 

 “Nunca se dio una ola de afiliaciones como está ocurriendo ahora”

El concejal y ex diputado provincial Eduardo Toniolli cree que el fenómeno de las afiliaciones está directamente relacionado con la “reacción” a las políticas neoliberales de ajuste que está llevando a cabo Macri en el inicio de su gestión.

“La gente está buscando un espacio de referencia. Vienen espontáneamente a afilarse, ni siquiera es que lanzamos formalmente una campaña. La difusión fue solo a través de las redes sociales. Así y todo, no paramos de completar fichas”, subraya.

Para Toniolli, se mezcla el deseo de una participación orgánica para “darle cauce a la indignación por la política de ajuste que está llevando Macri” y las ganas de “tener voz” en el congreso nacional del justicialismo ante la posibilidad de internas.

“Tomamos este boom con muchas expectativas. Entendemos que no tiene que ver con la gestión de la departamental ni con el partido a nivel provincial. La trascendencia es por la nueva coyuntura. Nosotros lo único que estamos haciendo es poner a disposición los resortes y las herramientas que tiene el partido para agilizar este trámite”, concluye. 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo