sec-corbata

La mujer del abogado que mató a un peatón no pide perdón

La esposa de Silvio Guillermo Martinero, el abogado y ex militar que este martes se resistió a los tiros a un asalto y mató a un cerrajero que caminaba por el lugar, dijo que el hecho se trató de "un caso fortuito" y, consultada al respecto, consideró que no tiene motivos para pedirle perdón a los familiares de la víctima.

Se trata de María Laura Rubio, quien este miércoles por la mañana se presentó para la declaración indagatoria de su pareja en el Palacio de Tribunales, en Talcahuano 550, y dijo en declaraciones a Radio Mitre que se siente angustiada por lo sucedido.

"Estamos muy angustiados, tanto por la situación de mi marido y por la familia damnificada también, estamos muy angustiados", dijo Rubio.

Respecto a la muerte del cerrajero Daniel De Negris, Rubio dijo que no le pide "perdón" a su familia, ya que considera que sólo se trató de "un caso fortuito", aunque le dijo: "Estoy a su disposición, lo lamento mucho, estoy a disposición de la familia".

La indagatoria a Silvio Guillermo Martinero (45) será este miércoles mediodía en el Juzgado Nacional en lo Criminal de Instrucción 13, a cargo del juez Luis Zelaya, ubicado en el quinto piso del Palacio de Tribunales.

Martinero pasó la noche alojado en la alcaidía del subsuelo del Palacio de Tribunales, Unidad 28 del Servicio Penitenciario Federal (SPF), y a las 10.30 ya se encontraba en el juzgado realizando la entrevista previa con su defensor.

Si bien la carátula recién se definirá en caso de que el juez lo procese, según las fuentes, el magistrado le imputará el delito de homicidio simple con dolo eventual al entender que ayer, al disparar su pistola Glock calibre .40 de la forma en la que lo hizo en plena calle San Martín al 500 contra los dos ladrones que huyeron en moto con su bolso, debió representarse la posibilidad de balear a un inocente, como ocurrió con la víctima, el cerrajero uruguayo Daniel De Negri (56), y no hizo nada para evitarlo.

Con esta calificación, en el caso de que en un futuro juicio oral sea considerado culpable, Martinero podría ser condenado a una pena de entre 8 y 25 años de prisión.

El juez también le imputará una portación ilegal de arma de fuego, ya que sus credenciales como legítimo usuario y portador de armas de fuego están vencidas desde 2012, confiaron voceros judiciales.

El penalista, vinculado a militares y “cuevas financieras” y además mencionado en causas resonantes como el triple crimen de General Rodríguez -por haber sido abogado de Sebastián Forza-, y la mafia de los medicamentos, será defendido en la causa por su colega Leonardo Rombolá.

Rombolá adelantó que la estrategia de la defensa será intentar demostrar que Martinero actuó en legítima defensa porque, según su versión, cuando le arrebataron la mochila con el dinero, uno de los ladrones “le apoyó un arma en la cintura” y su cliente extrajo el arma y disparó porque advirtió que estaba en peligro su vida.

Respecto de la muerte del cerrajero, Rombolá comentó que "si se llega a determinar que la bala que mató al hombre salió de su arma, lo que podíamos llegar a tener es un homicidio culposo", delito excarcelable que prevé penas que van de seis meses a cinco años de prisión.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo