sec-corbata

La industria metalúrgica local abre el paraguas

Con el incremento en un servicio fundamental como la energía eléctrica y el ingreso de productos provenientes de otros países, desde el sector entendieron que es prudente lanzar una advertencia. En la reunión con el gobernador pidieron que no haya consecuencias directas sobre los puestos de trabajo

Con la presencia de Antonio Caló, secretario general de la CGT a nivel nacional, y el gobernador Miguel Lifschitz, el martes se dio una importante reunión para el futuro del empleo y la producción a nivel provincial.  Los aumentos de servicios fundamentales para las fábricas y un escenario de competencia con importaciones de países como Brasil o China, fueron los principales temas de conversación, y en el cónclave el representante del Ejecutivo provincial prometió gestiones para defender a las empresas de Rosario y la región.

Claudio Mossuz, presidente de la Asociación de Industriales Metalúrgicos de Rosario (AIM) y parte de la reunión celebrada en la sede local de Gobernación, reveló que, para el sector que representa, las principales preocupaciones son “el posible ingreso de productos importados que puedan afectar directamente al empleo y la importancia del aumento de energía que golpeará duro a empresas que tienen como principal insumo la energía eléctrica”.

En diálogo con Rosarioplus.com, el referente de AIM aclaró que “en la reunión manifestamos nuestras inquietudes ante un escenario que está, tal vez, en un horizonte cercano”. Mossuz explicó que “la situación externa con un país como Brasil que devaluó en forma asimétrica respecto de Argentina y la presión que genera sobre muchos de los productos que se fabrican en nuestro país es una principal preocupación".

El presidente de los Industriales Metalúrgicos local entendió que es prudente “abrir el paraguas, ya que advertimos que pueden generarse problemas con consecuencias directas sobre el empleo”.

Otra de las situaciones que apremia a la industria regional es el marcado aumento en el costo del servicio eléctrico. "Cuando se tenga que pagar la primera factura (en abril) con los nuevos aumentos afectará sobre todo a empresas electro intensivas como las fundidoras", señaló Mossuz. En los papeles, y según los cálculos que realizan los propios empresarios, algunas facturas podrían llegar con un incremento de casi el 400 por ciento.

"Lamentablemente en ese sentido las provincias no pueden hacer mucho. La EPE nos manifestó que se trasladó el costo desde Nación y entonces solicitamos que accionen y trasladen nuestra preocupación", resumió el presidente de AIM.

En definitiva, los Industriales Metalúrgicos miran de reojo ante un escenario que puede complicarse. Por ahora celebraron el encuentro con el gobernador y se llevaron sus promesas de gestión para defender el trabajo y la producción regional.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo