sec-corbata

La Nación le bajó el pulgar al CAJ de Villa Moreno

“El cierre del Centro de Acceso a la Justicia de Villa Moreno es irreversible”, es la cruda respuesta que, desde Buenos Aires,  se trajeron un grupo de dirigentes políticos y barriales tras reunirse con la flamante subsecretaria de Acceso a la Justicia, María Fernanda Rodríguez. La funcionaria explicó a sus interlocutores que, de los dos CAJ que funcionan actualmente en la ciudad, sólo uno seguirá funcionando y se creará uno nuevo en zona oeste. Pero el que fue creado a partir del Triple Crimen de Jere, Mono y Patom, en acuerdo entre el Gobierno nacional y los familiares de los jóvenes militantes asesinados, cerrará sus puertas.

Familiares de las víctimas del Triple Crimen resisten el cierre del CAJ

Pedro Salinas, concejal de Ciudad Futura, fue uno de los asistentes a la reunión. “Nos provoca mucha indignación”, señaló a Sí 98.9 acerca de la decisión de la Nación. Es que la funcionaria explicó que, tras realizar una “encuesta de victimización”, determinaron que la zona oeste de Rosario posee “mayores grados de vulnerabilidad social”. “En términos concretos, nos está indicando que deberíamos competir en grados de vulnerabilidad social con otra zona de la ciudad, es cínico como mínimo”, concluyó el edil.

Como única respuesta, la funcionaria nacional dejó abierta la posibilidad (“remota”, según Salinas) de que una vez por semana, un empleado del nuevo CAJ concurra a Villa Moreno a recoger determinada demanda. Suena a poco para quienes pugnaron por la apertura del espacio en uno de los barrios más postergados de la ciudad.

Pero, además, para Salinas esta decisión del gobierno nacional “desconoce la historia de la apertura de esta oficina en particular, quebranta el acuerdo al que se había arribado con los familiares y compañeros de las víctimas del Triple Crimen de Villa Moreno”.

Este viernes a las 10 se realizará una conferencia de prensa en el Club Infantil Oroño, donde se pedirá a los gobiernos provincial y municipal que intervengan ante la Nación para cambiar un destino que ya parece sellado. De hecho, desde hace dos semanas los seis empleados del CAJ de Villa Moreno ya tienen en sus manos los telegramas de despido.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo