"Hay mucho mito con las alimañas"

La crecida del Paraná entorpeció el verano en la ciudad. Las playas de la Rambla Catalunya se achicaron hasta casi desaparecer, y una invasión de camalotes tiñó de verde la costa. Eso hizo que los rosarinos no se acercaran con la masividad de otras temporadas, preocupados por el río bravo y las posibles alimañas que vinieran entre el camalotal.

Sin embargo, quienes conocen al río aseguraron a RosarioPlus.com que el Paraná sigue siendo seguro. “Las playas que están habilitadas es porque no se corre ningún riesgo”, garantizaron los guardavidas consultados durante una recorrida por la Rambla. 

Gustavo Petit es kayakista, apasionado del río. Pese a la crecida y los camalotes, lo sigue cruzando a diario. “Está un poco más difícil por los camalotes y la correntada un poco más fuerte, pero se puede cruzar”, aseguró. Para él, lo de las alimañas es “un mito”. “El bicho no te va a atacar, si te ve se escapa”, asegura, al tiempo que cree que “no hubo tantos” animalitos entre los camalotes.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo