El bloque K avanzó en la Cámara Alta

Tras perder poder en Diputados, al oficialismo le salió redonda la elección en el Senado, y quedó a un paso de los dos tercios del cuerpo

La renovación de un tercio del Senado, es decir 24 de los 72 legisladores, fue una de las pocas noticias positivas para el kirchnerismo. El Frente para la Victoria ganó dos legisladores más de los nueve que buscaba renovar, y tendrá 42 miembros, contando a un aliado.

Así, quedó muy cerca de los dos tercios del cuerpo, es decir, de los 48 senadores del total de 72 miembros, lo que le facilitaría la votación sin problemas en temas claves, aunque ya adquirió el quórum. Tenía nueva bancas en juego, y logró once (Santa Fe, Tucumán, Chubut, Corrientes, y Catamarca, más la minoría de Mendoza), es decir dos más de las buscadas.

Por su parte, la UCR perdió tres bancas de nueve que buscaba renovar, y quedará con once miembros. Tenía en juego nueve bancas y perdió tres. Peor aún quedó el Frente Progresista, que perdió las tres bancas que buscaba renovar, con su punto más álgido en la derrota de Hermes Binner en Santa Fe. El partido de la rosa se despide de a poco de su representación en la Cámara Alta nacional. El senador Rubén Giustiniani cumplirá su mandato el 10 de diciembre, y luego de ese día, asumirá como diputado provincial.

El PRO no tenía senadores en juego, y con el traspaso a sus filas de Carlos Reutemann, quien fue la segunda opción más votada en Santa Fe, logró sumar un miembro a sus tres actuales.

Pasado en limpio, la constitución del Senado quedará de la siguiente manera a partir del 10 de diciembre: Frente para la Victoria y aliados 42 senadores; UCR y Coalición Cívica 11; Justicialismo disidente 10; PRO 4; Socialismo y GEN 2; y otros 3. 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo