sec-corbata

El Gran Rosario volvió a superar la barrera de los 200 crímenes

A pocas horas de que finalice 2015, la ciudad y sus alrededores contabilizan un total de 224 homicidios. La cifra es levemente menor a la de los dos últimos años, pero muy superior a los índices de hace nueve, cuando se registraron 87 asesinatos

Desde una mirada cuantitativa puede afirmarse que la espiral de crímenes y violencia empezó a visualizarse con fuerza en 2011, año en el que se elevó significativamente la tasa de homicidios en el Gran Rosario. Fueron entonces 164  asesinatos, un 30 por ciento más respecto a 2010, cuando la estadística había marcado 125 casos. En 2012 la cifra trepó a 182. Y en 2013 a 264 casos, guarismo récord. El año pasado, la tendencia se modificó. Hubo un leve retroceso, aunque el número siguió siendo muy elevado: 250 muertes violentas en 365 días.

La curva siguió en descenso en este 2015. Aunque con otro retroceso poco significativo. A 48 horas para que termine el año, el Gran Rosario suma 224 asesinatos en los últimos 12 meses.

El dato positivo es que por segunda vez desde 2006 la cifra no superó la del año previo. Lo preocupante es que por tercer año consecutivo (2013-2015), el guarismo traspasó la barrera de los 200 homicidios. 

Las estadísticas oficiales marcan que en 9 años el Gran Rosario (1.353.846 habitantes) duplicó con holgura su tasa de homicidios. De 7,49 crímenes cada 100 mil habitantes en 2006 (sólo 87 casos), se pasó a 16,54 en 2015 (población de referencia Censo 2000/2010). Estos números permanecen por encima de la media nacional en grandes aglomerados.

La ciudad de Santa Fe (391.231 habitantes) es la única que supera esta tasa de homicidios. Registra 110 crímenes en el año, lo que equivale a 28,11 asesinatos cada 100 mil habitantes.   

La comparación con otras ciudades del país da cuenta de que la problemática está enquistada y extendida con características propias en el territorio santafesino. Córdoba capital (1.390.604 habitantes), por ejemplo, cerró el 2014 con 86 homicidios, según el Observatorio de Seguridad Ciudadana de esa provincia. En 2012 fueron 76 y en 2013, 84.     

Toda la provincia de Córdoba (3.567.654 habitantes) contabilizó 142 crímenes en 2014 (6,46 de tasa de homicidios), 108 menos de los que sumó ese año solamente el Gran Rosario.

La tasa de homicidios en Capital Federal (2.890.151 habitantes) trepó en 2014 a 6,85, el nivel más alto desde que comenzó a medirse sistemáticamente, en el año 2010, cuando era del 5,81, según un informe del Instituto de Investigaciones que hasta el año pasado dependía de la Corte Suprema y ahora pasó a la órbita del Consejo de la Magistratura. Según ese documento, la cantidad de víctimas pasó de 168 en 2010 a 198 el año pasado.

La reflexión del gobernador

Este lunes, el titular de la Casa Gris, Miguel Lifschitz, brindó una conferencia de agenda abierta en Rosario. Muchas de las preguntas de los periodistas giraron en torno a la inseguridad.

“¿Qué significan tantos crímenes para usted?”, le preguntó una colega.

El gobernador respondió: “Significa una cifra altísima. Cantidad de vidas jóvenes víctimas de hechos de ajustes de cuentas, algunos ligados al narcotráfico y otros que tienen que ver con situaciones de conflictividad y violencia territorial. Es nuestra principal preocupación, tanto a nivel de las políticas de seguridad como de las políticas sociales”.

Luego, acotó: “Vamos a terminar probablemente con una cifra de homicidios que va a ser ligeramente menor a la del año pasado pero no todo lo que quisiéramos. En estos días de gestión hemos procurado aumentar la presencia de las fuerzas policiales en las calles. Esto no evita las situaciones de violencia que tienen que ver con los ajustes de cuentas, con la violencia interpersonal, los conflictos barriales y familiares. Hay acciones más profundas que ya estamos llevando a cabo con resultados que no vamos a ver de inmediato”.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo