sec-corbata

El Concejo aprobó la adhesión al descanso dominical

Tras un extenso debate, el Concejo finalmente aprobó este jueves la adhesión municipal a la Ley de Descanso Dominical, que implicará el cierre los días domingos para los supermercados con superficies de más de 1.200 metros cuadrados.

La moción impulsada por la Asociación de Empleados de Comercio fue aprobada en el recinto por una mayoría de 21 votos sobre 6 votos en contra, de los ediles del PRO y el radical Martín Rosúa. 

En rigor, la Ley de Descanso Dominical rige desde el año pasado, aprobada en la Legislatura, pero faltaba la reglamentación, cosa que quedó supeditada al criterio de cada municipio. Eso fue lo que se definió este jueves en Rosario.

La adhesión incluye dos cambios respecto a la legislación original: uno que hace regir la norma a partir de julio, y otro, que adjudica el rol de organismos contralores a los ministerios de Trabajo y de Producción.

De los primeros oradores, el socialista Horacio Ghirardi dijo: "Esta adhesión a la ley provincial, además de garantizar un avance en los derechos de los trabajadores mercantiles, genera además beneficio en los comercios de proximidad, barriales que deben competir contra las grandes cadenas económicas. No habrá consecuencias negativas para la economía de la ciudad. Vamos a entrar en un cambio de costumbres en el consumo".


Desde Ciudad Futura, Juan Monteverde también fundamentó su apoyo: "Cada vez que se trata de instalar un derecho siempre se agitan los fantasmas de que no se puede, que siempre fue así, en realidad apuntan a convencernos a los que luchamos que es en vano luchar. Nos negamos a creer que debemos vivir al servicio del consumo, y que debemos consumir a toda hora, cualquier día".

Fernanda Gigliani, de Iniciativa Popular, acusó a los supermercadistas que fogonean su lobby de ser "quienes estafan con la formación de precios, cobrando el triple de lo que vale su mercadería", y ratificó su apoyo aunque hubiese deseado una ley más abarcativa en función del derecho al descanso. "La ley que soñábamos era otra, pero estoy dispuesta a hacer concesiones, por los trabajadores. Hay una vida después del consumo y esto debemos tener en cuenta", dijo.

Con la misma vehemencia, el radical Jorge Boasso disparó contra Alfredo Coto, dueño de la cadena homónima, a quien calificó de "apretador de empleados y formador de precios aunque él lo niegue". Luego, anticipó su voto positivo.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo