Denuncian irregularidades en el traspaso de cápitas del Pami en Artega

Una situación al menos irregular relacionada con los afiliados del Pami del sur provincial se produjo cuando se transfirieron pacientes a un centro asistencial no preparado

La transferencia de dos mil pacientes del Pami de Arteaga y San José de la Esquina que se atendían históricamente en un sanatorio de Casilda a un centro asistencial local sin la infraestructura adecuada derivó en críticas al jefe comunal Sergio Protti y una denuncia de oficio en la Justicia federal, por parte del fiscal porteño Guillermo Marijuan.

Todo comenzó cuando se dieron de baja los contratos de las prestaciones de prácticas complejas que el Pami tercerizaba en Casilda, donde se atendían dos mil jubilados de Arteaga y San José de la Esquina desde hace más de 20 años.   

El jefe comunal de Arteaga, Sergio Protti, un ex arquero de Rosario Central, fue señalado como el artífice de la transferencia de las cápitas del Pami a un Samco (centro de asistencia primaria) de esa localidad. Pero como este efector no cuenta con la infraestructura necesaria para atender esa demanda, tuvieron que dar marcha atrás y derivar nuevamente los pacientes a Casilda. Mientras tanto, el Samco recibía pagos sin prestar los servicios médicos.   

Imagenes para contenidos
El ex arquero de Central y actual presidente comunal arteaguense, señalado.

Historia

El Pami, con la conducción del gobierno anterior, utilizaba el sistema de cápitas, es decir, un monto fijo por afiliado que se paga aunque no se realicen las prestaciones médicas, y contrataciones extras porque el sistema colapsaba.

Pero las nuevas autoridades dejaron solamente el sistema de cápitas y dieron de baja los servicios tercerizados sin consultar. Ahí fue cuando sucedió la transferencia de afiliados al Samco de Artega, que no pudo atender a los jubilados.  

La diputada nacional por el socialismo, Alicia Ciciliani, se hizo eco de la situación y tradujo: "Tratan de ahorrar en cápitas. Buscan efectores más baratos. En forma irresponsable hicieron un contrato con un lugar que posee una infraestructura que no estaba preparada. En el Samco se entusiasmaron por el contrato de Pami, por la plata que le puede entrar al efector, pero cuando van los abuelos no los pueden atender. Es una gran irresponsabilidad", fustigó la legisladora socialista.

Denuncia en la justicia

A partir de los artículos periodísticos, el fiscal federal Guillermo Marijuán decidió actuar de oficio. “Se tomó conocimiento de que por una disputa por la internación de los afiliados del Pami de la región sur de Santa Fe, el Sanatorio Primordial de Casilda perdió el cupo (…) al que el Pami aportaba seis millones de pesos al año”.

Luego explica que el cupo de abuelos pasó al Samco de Arteaga “en una decisión llamativa de algún alto funcionario del Pami” porque este centro “fue preparado solo para atención primaria y cuestiones básicas”. En consecuencia, “Pami estaría pagando por un servicio que no presta”.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo