sec-corbata

De CFK para Macri: “La del 10 no es su fiesta de cumpleaños”

El cambio de mando sigue despertando broncas de ambos lados y este domingo la presidenta reveló detalles de un intenso diálogo telefónico con su sucesor. Dijo que el próximo presidente le gritó y le exigió que la entrega del bastón se haga en la Rosada

No se ponen de acuerdo y según parece, lejos están de llegar a una solución. Cristina Fernández de Kirchner publicó detalles de una picante charla telefónica con Mauricio Macri, quien con elevado tono de voz exigió a la todavía presidenta que el cambio de mando se haga en la Casa Rosada. El presidente electo dijo que si no es así “la Corte Suprema le iba a entregar los atributos”.

A cuatro días del traspaso, Cristina utilizó las redes sociales para compartir con sus seguidores los detalles de un comunicación telefónica que, según escribió, tuvo gritos por parte de Macri.

“Me pasan el celu y el presidente electo comenzó con un elevado tono de voz a exigirme que debía entregarle bastón y banda presidenciales en la Casa Rosada porque era “su ceremonia” y que si no lo hacía como él decía ¡La Corte Suprema de Justicia de La Nación! le iba a entregar los atributos, porque ya habían consultado”, escribió la presidenta en una serie de tuits.

Cristina Fernández dijo sentirse sorprendida por “la exaltada verborragia del presidente electo”, y amplió: “Quien hablaba del otro lado del teléfono parecía otra persona totalmente distinta a la que aparece en los medios e inclusive con la que he tenido algunas charlas. A tal punto que en un momento tuve que que recordarle que más allá de nuestras investiduras, él era un hombre y yo una mujer y que no corresponde que me tratara de esa forma”.

En otro pasaje del intenso diálogo, la presidenta le recordó a Macri que “el 10 de diciembre no es su fiesta de cumpleaños sino el día que asume como Presidente de todos los argentinos en un sistema democrático al que hay que respetar y que su símbolo mayor es la Asamblea Legislativa donde jura como Presidente y donde quien termina su período le entrega el mando”.

Finalmente, Cristina recalcó que no tolerará “el maltrato personal y público que viene dispensando desde el mismo día en que lo invite a Olivos luego de felicitarlo por su triunfo”.

“Lo he recibido con todo respeto e inclusive fui yo quien dije, como una opinión personal que el Presidente Provisional de Senado tenía que ser alguien de su partido. Es más me atreví a sugerirle que fuera Federico Pinedo, que además de ser un hombre de diálogo y un caballero iba a ayudar a la vicepresidenta electa a superar la dificultad objetiva de su salud para estar al frente de sesiones maratónicas como las que se suelen llevar a cabo con mucha frecuencia en el Parlamento”.

¿Fin de la historia? No parece. Seguramente pronto vendrá la respuesta desde Cambiemos. Y pronto tendrá que haber un acuerdo. ¿Qué pasará el 10 cuando se crucen Macri y Cristina?

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo