sec-corbata

Cuáles son los food trucks que esperan salir al ruedo

Son cuatro los camiones gastronómicos que ya existen en la ciudad y que aguardan que el municipio avance en la reglamentación de la ordenanza que los regula, aprobada por el Concejo en octubre del año pasado

En Rosario ya existen cuatro food trucks que esperan ansiosamente la reglamentación y puesta en marcha de la ordenanza regulatoria para salir a la calle. Cuando el Concejo aprobó la figura de los camiones de comida sana, en octubre del año pasado, los empresarios que ya los poseían creyeron que en poco tiempo iban a poder sacar sus pintorescas combis a la calle. Incluso, se agruparon en la Cámara Rosarina de Food Trucks, y hasta en noviembre del mismo año gestionaron un festival que se realizó en la vecina ciudad de Funes. Pero, más allá de la aprobación de la norma, nada más pasó. 

El verano rosarino transcurrió sin que los food trucks aparecieran por las calles, aunque esta última semana, hubo algunos movimientos que hicieron resurgir las expectativas de los empresarios. El subsecretario de Gobierno de la Municipalidad de Rosario, Claudio Díaz, y el presidente de la Comisión de Producción del Concejo Municipal y autor de la iniciativa, Martín Rosúa, se reunieron para avanzar en la reglamentación de los camiones de comida. 

La iniciativa tiene el aval del Ejecutivo, que quiere dejar bien en claro las reglas antes de darles el OK para salir a la calle. En ese sentido, la lupa estará puesta en la determinación de los lugares, días y horarios de funcionamiento rotatorio, las tipologías que deberán presentar los camiones, las soluciones previstas en materia de provisión de energía e higiene urbana, el sistema de control bromatológico por parte del Municipio, y el procedimiento de otorgamiento de licencias.

Según Rosúa, en unos 15 días estarán listos “los lineamientos de la reglamentación”. “Para lograr un resultado de consenso nos hemos comprometido a escuchar a todas las partes interesadas y recibir cada una de sus inquietudes, especialmente a quienes han presentado objeciones al proyecto”, apuntó.

A la espera

Uno de los food trucks participó del campamento Dakar (FB CRFT)

Quienes esperan, y no desesperan por ahora, son los cuatro food trucks que ya posee Rosario. Se trata de Farruquito, Rock Away, Hell’s Truck y Amelie. Sus propietarios se agruparon el año pasado en la Cámara Rosarina de Food Trucks. La unión hace la fuerza, pensaron, y en conjunto se presentaron ante la Municipalidad para tener novedades sobre cuándo podrán salir a la calle. Esta semana realizaron la primera reunión del espacio, y aseguran haber recibido a mucha genet interesada en incursionar en el novedoso formato. “Se ha movido un poco más la cosa en estos últimos días, tenemos buenas expectativas para este año”, reconoce a Rosarioplus.com Lisandro Belotti, referente de la Cámara.

“Estamos en la lucha, agrupando a los que tengan interés en tener un food truck y a los que ya están comprándolos y armándolos”, agregó. Para Belotti, “la política tiene sus tiempos y sus demoras”, pero admite que desde el sector “pensamos que podía haber salido más rápido”. “Son muchos temas que se tienen que solucionar, en qué lugares vamos a estar, controles de bromatología, hay mucha burocracia”, señala. Desde la Cámara concurrieron a la Municipalidad, y mantuvieron charlas con varios concejales. “Están tratando de aportar para que salga adelante”, señala Belotti.

Mientras esperan la reglamentación, no se quedan quietos. Por ahora, sólo pueden trabajar en eventos privados, bodas, cumpleaños, fiestas particulares. Pero además, “estamos pregonando tratar de hacer festivales”. En virtud, en noviembre del año pasado montaron el primero, que se realizó en la vecina ciudad de Funes. Y, el mes que viene, realizarán el primero en Rosario. Se realizará los días 23 y 24 de marzo en la Fluvial, frente al Monumento Nacional a la Bandera. La idea es que, además de los food trucks locales, participen de otras ciudades del país.

Sin confrontar

Crédito: FB Cámara Rosarina de Food Trucks

Para Belotti, no debe existir una confrontación entre los empresarios gastronómicos tradicionales y los food trucks. En ese sentido, cree que “hay muchos restaurantes que están tratando de armar sus foodtrucks”. “No creo que ejerzan presiones al municipio, y no sé si lo hacen”, apunta. “Nosotros vamos por nuestro lado, tranquilos, tarde o temprano va a salir, los food trucks están en todo el mundo, es cuestión de tiempo”, agrega, optimista.

Es que el empresario considera que los camiones de gastronomía son una “opción diferente” a los abres y restaurantes. “Esto es más comida al paso, pero con cocineros especializados, tratar de que sea comida sana, que la gente vea qué se está cocinando, además los camiones son espectaculares, con interiores de acero inoxidable, cocina industrial, respetando el medioambiente”, apunta.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo