sec-corbata

Cerró el tradicional bar cultural Olimpo

El escenario de Corrientes y Mendoza baja la persiana para siempre debido a conflictos con la locación y hasta la persecución judicial de un vecino. Sus mentores buscan otro lugar para mudar el emprendimiento. En la esquina construirán un edificio

Luego de casi un mes de clausura, movidas virales en apoyo y festivales para recaudar fondos, el tradicional bar cultural Olimpo cierra sus puertas definitivamente. Los dueños enfrentan un desalojo inminente del local de Corrientes y Mendoza, ante una situación judicial con la dueña de la locación que no pudieron resolver,. El contrato de alquiler no se renueva y los promotores de las actividades del lugar ya buscan un nuevo espacio para continuar. 

La esquina ya no tendrá su habitual movimiento. Ya venían en negociaciones trabadas con la propietaria del inmueble por los importantes costos que debían afrontar para la renovación del contrato de alquiler, cuando el 7 de marzo una denuncia por ruidos molestos, radicada dos meses antes, derivó en el cierre del negocio por 25 días, informaron desde el municipio y allegados al negocio. Al mismo tiempo, trascendió que la intención de fondo es un negocio inmobiliario que seguiría una vez que el bar desaparezca: en esa esquina se levantará una torre de departamentos.

La inhabilitación les suponía una multa de seis mil pesos que se sumaba a los otros gastos que ya debían afrontar, por lo que a través de la red social Facebook compartireron un video en el que pidieron la ayuda de artistas y habitues del Olimpo "para evitar el cierre definitivo del bar, ya que se hace imposible afrontar los gastos sin la posibilidad de utilizar nuestro espacio”, subrayó en ese momento Pablo, uno de los responsables. 

Además, aseguraron que se venían "sufriendo las consecuencias de la persecución de un vecino que desprecia cualquier movida que se haga en el bar. Asimismo, amplió: "Tenemos 30 mediaciones con este vecino, pero él lo único que quiere es que el espacio cierre".

Si bien se organizaron distintas acciones en pos de salvar el espacio cultural y que este permanezca en la tradicional esquina, finalmente quienes los querían afuera ganaron la pulseada y los promoteres de las actividades culturales ya buscan una nueva locación para funcionar.  

Finalmente desde la organización aseguraron que "con la colaboración de los mejores amigos y artistas de la ciudad y los 6 años de gestión Cultural que nos avalan estamos en búsqueda de un nuevo espacio para continuar y no bajar los brazos".

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo