sec-corbata

Caen en Rosario hackers acusados de estafar con tarjetas de crédito

Por los servicios de los hackers se paga desde 100 dólares hasta los 5 mil.

La investigación empezó hace unos cinco meses y este jueves tuvo su punto más caliente con un par de allanamientos y la identificación de un par de sospechosos. En diciembre, una mujer denunció que a través de un hackeo web le sustrajeron los datos de sus tarjetas de crédito y entonces la Unidad de Investigación y Juicio, en trabajo conjunto con el Fiscal Guillermo Apanowicz, ordenó un trabajo de inteligencia en redes sociales que parece haber dado sus frutos.

Oportunamente, la División Judiciales allanó en forma simultánea domicilios en zona de Rosario, Ibarlucea, San Lorenzo y Granadero Baigorria. Según comunicó la Fiscalía, en estos allanamientos se secuestró diverso material informático de interés para la investigación y a partir de estas medidas se encontró la pista de los presuntos autores de la estafa, sindicados como compradores de electrodomésticos con datos sustraídos de la web y compras realizadas en Estados Unidos.

Este jueves se efectuaron allanamientos en la zona sur de Rosario (Dr. Riva al 2400 y Rodríguez al 4200). Allí se secuestraron dos electrodomésticos embalados sin uso, aparentemente comprados vía online a través de un sitio de comercio mencionados en la denuncia. También la Policía pudo dar con un presunto hacker identificado como Carlos B., quien en principio quedó demorado hasta que se reciba información de sus antecedentes. También otro hombre, Darío F., quedó relacionado con la investigación aunque por el momento no fue detenido.

Ante estos hechos, la Fiscalía emitió una serie de recomendaciones a tener en cuenta a la hora de operar con tarjetas.

  • En cajeros automáticos: cuidar que en el techo no se hallen apostadas cámaras de seguridad, son dispositivos diminutos que graban la contraseña.
  • Tapar con la una hoja de papel o similar la mano que ingresa la contraseña.
  • Luego de ingresar la contraseña, tocar, aunque sin activar, todos los botones. Esto es porque las cámaras a veces son termosensibles y si bien cubrimos las manos al digitar, al descubrir la misma queda la impresión de calor en las teclas utilizadas.
  • Realizar operaciones electrónicas sólo en sitios seguros con certificados HTTPS.
  • Tener precaución en no dejar datos personales utilizando la red wifi pública.
  • Usar password complejas.
  • Concurrir a comercios de confianza al hacer nuestras compras con plástico.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo