sec-corbata

Mataron a un policía que acusó corrupción de autoridades con narcos

El agente Pablo Cejas había acusado hace dos años vínculos de políticos y policías con el narcotráfico local. Lo ejecutaron de varios balazos este lunes a medianoche en un barrio del noroeste de la capital provincial

El policía Pablo Cejas fue asesinado a tiros en un violento incidente ocurrido en barrio Yapeyú, este lunes a la noche, en la capital santafesina. Se trata de un agente policial que había realizado reiteradas denuncias contra autoridades políticas y policiales de tener acuerdos con bandas narco.

Minutos antes de las 23:30 distintos llamados telefónicos anónimos dieron cuenta de disparos de armas de fuego en la zona Neuquén al 6400. Cuando la policía llegó al lugar, encontró a un hombre sin vida. Tras realizar las averiguaciones de rutina, se determinó que era el agente Pablo Cejas.

El cuerpo del policía presentaba entre siete y ocho impactos de bala. En sus últimos momentos de agonía, Cejas se arrastró por treinta metros aproximadamente, dejando marcas en el piso.

Junto al cuerpo se encontraba su moto, mientras que su teléfono celular se encontró a treinta metros de distancia. En el lugar trabajaron peritos de la Policía de Investigaciones (PDI).

Denuncias y amotinamiento

Cejas había cobrado notoriedad en 2015, a raíz de las graves denuncias que formuló acusando a las autoridades políticas y policiales de tener acuerdos con bandas narco.

En 2016, protagonizó un serio incidente cuando se amotinó en la rotonda de barrio Guadalupe y mantuvo en vilo durante horas a gran parte del vecindario y a personal de la fuerza a la que pertenecía al realizar disparos al aire mientras pedía a viva voz la depuración de la fuerza de seguridad que hoy conduce José Luis Amaya.

A raíz de ese episodio, Cejas fue sometido a una serie de estudios médicos y luego reincorporado a la institución.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo