Pese a la campaña opositora, la UNR confirma la cátedra sobre aborto

El decano de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Rosario Ricardo Nidd recibió en la última semana alrededor de 10 mil correos electrónicos de detractores de la implementación de la cátedra "el aborto como problema de salud”. Pero no habrá marcha atrás: la inédita clase optativa (que tiene el apoyo de numerosos gremios, organizaciones nacionales e internacionales) comenzará a dictarse en el segundo semestre. “No nos van a parar con esto”, aclaró el decano a los profesionales que trabajan en la implementación de la novedosa materia.

Hace una semana se conoció que la Facultad de Medicina será la primera en el país en tener una cátedra dedicada al aborto. Una materia optativa, semestral e interdisciplinaria cuya inclusión en la curricula fue votada por la comisión directiva de la facultad. Poco después de que se difundiera su existencia, un aluvión de mails ingresó en la casilla del decano para quejarse de la nueva cátedra,  aprobada tras un año de debate.   

En diálogo con Rosarioplus.com, la médica clínica y sexóloga Raquel Tizziani, una de las docentes a cargo de la cátedra, se manifestó “contenta por el respaldo de las autoridades de la Facultad", y a la vez "sorprendida de que haya tomado tanta repercusión pública". 

"Que en la sociedad se comience a hablar del tema tanto a favor como en contra es sano, porque es un debate que era necesario y permanecía como un tabú”, subrayó.

La docente pidió "profundizar el nivel de discusión”, porque en la realidad “miles de mujeres mueren por los abortos clandestinos, por lo que se trata de un problema no sólo de salud, sino también de justicia social”.

Cuando fue aprobada la implementación de la cátedra, el propio Nidd comentó en Sí 98.9: “Muchos se sorprendieron por la novedad, pero sorprendidos deberíamos estar porque habiendo una legislación al respecto aún no se enseña en las casas de estudios. Nosotros debemos formar a los médicos en todas las prácticas profesionales”.

Consultada por los posibles autores de los miles de mails detractores con la cátedra recibidos por el decano, Tizziani aseguró no conocer quiénes pudieron haber sido, aunque relativizó el número de mensajes recibidos  ya que “en estos tiempos es muy fácil crear múltiples identidades falsas con cuentas de mails y perfiles desde una sola persona”.

Por otra parte, la docente se mostró satisfecha por la cantidad de adhesiones que tras los correos detractores llegaron a la cátedra: “Son cientas las adhesiones individuales, así como de Amnistía Internacional, COAD, organizaciones como ELA, IPAS, CEDES, ARES, Clakai, Cedau, el Centro de Estudiantes de la Facultad, varios partidos políticos, la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto, entre otras que seguro olvido, y hasta una causa en Change.org de una chica que ni conocemos”.

El Colectivo Ni Una Menos Rosario adhirió al dictado de la cátedra con un comunicado que reza: “Dicha cátedra, pionera en las universidades de Argentina y viene a reconocer al aborto como un problema de salud pública, siendo esta la gran deuda pendiente con las mujeres de nuestro país. Consideramos fundamental esta implementación ya que entendemos como prioritaria la formación de profesionales que respeten los derechos humanos de las mujeres”.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo