Los cyborgs existen y quieren ser más

El único hombre-máquina reconocido por un gobierno creó una fundación que inicia este año una propuesta para implantar nuevos sentidos a los voluntarios que deseen unirse literalmente a la tecnología

Se llama Neil Harbisson y en 2013 fue reconocido por el gobierno británico como un cyborg, al permitirle realizar la fotografía de su pasaporte con el dispositivo que tiene instalado en su cabeza y que le permite distinguir colores.

Ese “eyeborg” le fue colocado debido a su acrompatopsia, una enfermedad que sólo le permitía percibir tonos de grises. El aparato hace que a través de sonidos pueda detectar qué colores tienen las cosas que ve.

Sí, una máquina muy loca pero que a este artista afincado entre Nueva York y Barcelona le permitió seguir trabajando en lo que ama. Para ayudar a otros que, como él, necesitan la tecnología para mejorar su calidad de vida, creó una fundación.

Cyborg Foundation lleva funcionando desde 2010, pero ahora lanzó un proyecto muy ambicioso: un llamamiento a todos aquellos que quieran convertirse en ciborgs para crearles los sentidos, que en esta etapa serían tres: la retrovisión, el sentido electricomagnético y la oreja infrasónica. Mirá toda la info en los videos:

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo