Los celulares viejos pueden frenar el desmonte ilegal del Amazonas

La deforestación ilegal es un gran problema en la selva amazónica, al punto de que  la detección y la intervención en madereros ilegales en zonas remotas es un desafío.

Topher White, un joven físico, ingeniero e inventor, ha inventado un nuevo e ingenioso método para detectar actividad ilegal en tiempo real que usa teléfonos celulares reciclados. Es decir, que no sólo lucha contra la desforestación sino que además reutiliza materiales que de otro modo serían desechos contaminantes.  

Topher contó en una entrevista con la revista National Geographic, cuál fue el inicio de esta idea revolucionaria: "Mi formación no tiene nada que ver con la ecología. Lo que yo hago tiene que ver más con la física y la ingeniería de software, así que sabía que sería bastante fácil detectar los sonidos de motosierras de la selva mediante programación remota, incluso si la gente en ese mismo lugar no podía oírlas”.

“Construí un sistema utilizando viejos teléfonos celulares que tenía. Hoy ya hay cientos de personas donando teléfonos cada mes", agregó entusiasmado.

El teléfono está dentro de una caja de plástico para protegerlo, junto con algunos circuitos que se alimentan de la energía de los paneles solares en el exterior. El dispositivo también tiene un micrófono sensible, lo que hace posible escuchar el ruido de motosierras y vehículos hasta un kilómetro de distancia.

Una vez detectado el sonido transmiten el audio a través de la red de telefonía celular estándar hacia la nube, donde se analizan en tiempo real. En base a lo que se detecta, el alerta se transmite a guardabosques y guardas que deberán acudir hasta el lugar indicado e impedir la tala.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo