La resurrección de la cultura en Newell's

Detrás de la escena futbolística de la Lepra, bulle una intensa actividad contenida en una decena de talleres culturales que promueven el deporte desde otro lugar, despojado de las clásicas rivalidades que rayan en el totalitarismo. Así lo entienden los chicos que acuden, y los numerosos socios que asisten a lo que llaman la “recuperación de la identidad perdida” cuando en el club mandaba sólo el negocio y no la institucionalidad de una entidad social y deportiva

 

Los catorce años que Newell’s vivió a puertas cerradas gravitaron tanto que hoy los socios que acuden con naturalidad a las instalaciones del Parque Independencia recuerdan los días en los que el club se abría sólo para los partidos de local de la primera de fútbol. Y en ese proceso de recuperación que arrancó en 2008 con el cambio de comisión directiva una de las vías de escape hacia la revalorización institucional fue la cultura. Hoy Newell’s tiene en funcionamiento diez talleres culturales, algunos semestrales, otros anuales, algunos orientados a niños, como el de Arte y Diseño, mientras que otros se abren a todas las edades, como el de Acrobacia y Tela. Esos espacios que le dan identidad de club social y no sólo deportivo movilizan a diario unas 140 personas y van en crecimiento.

Con tan solo seis años y medio de vida, el área cultural del club del Parque ganó por amplia mayoría en la AFA la presidencia del Encuentro de Departamentos de Cultura (EDC) el 13 de mayo, con un total de 15 votos a favor de los 20 posibles, superando al otro candidato: Vélez Sarsfield. En rigor, se convirtió en el primer club del interior en obtener dicho cargo, el compromiso de difundir los movimientos artísticos y sociales que se desenvuelven en simultáneo con los eventos deportivos.

Empezar de cero

El Departamento de Cultura comenzó a funcionar, en palabras de su actual titular, Gabriela Bodo, “desde que regresó la democracia en 2008, tras un proceso dictatorial de 14 años”,  en referencia a la época en la que mandaba Eduardo López. En esta escena, “surgió la intención de recuperar no sólo la cuestión edilicia y económica, sino volver a revalorizar nuestra identidad, tan pisoteada”, afirmó Bodo. Es que las puertas del club únicamente se abrían para los partidos y no funcionaba ninguna otra actividad extra futbolística.

Gabriela Bodo, titular del Departamento de Cultura del club.

“Es bastante difícil llevar adelante la tarea, teniendo en cuenta que Rosario es una ciudad con tanta rivalidad. Desarrollamos visitas guiadas de las cuales participan personas de todo tipo, sin enemistad. La idea es poder mostrar la historia y la identidad del club, la cual forma parte de la cultura de la ciudad”. De esta manera, “buscamos que nuestra historia crezca a partir de la educación; poner en palabras y en símbolos esta democracia que supimos recuperar. Día a día cumplimos con el objetivo de que se acerquen a conocer el club, más allá de los ídolos que le dan fama internacional como Lionel Messi, Gerardo Martino, Marcelo Bielsa y tantos otros”,explicó.

La intención, es que a través de la educación y de la cultura “se siga transmitiendo el fútbol”, pero desde otro lugar, “uno más sano, menos rivalista, confrontativo, sin violencia, reivindicando valores y principios, y despojándonos del ninguneo hacia el que piensa distinto”, interpretó la titular colaboradora leprosa.

“Es muy interesante lo que se suele dar cuando vienen escuelas repletas de chicos donde hay de otros equipos y ellos mismos nos logran enseñar con palabras que no está buena la competencia despectiva, sino que disfrutan y se deslumbran con la cancha y las historias que se les relatan. Están despojados de muchos vicios que tenemos los adultos y con los que, a veces, solemos contaminarlos”, reflexionó sobre las conductas de los niños que participan de los talleres y las visitas guiadas.

Amor por los colores

La remuneración de los docentes a cargos de los espacios culturales es mínima y solamente cobran el pago de la extensión que se abona por cada taller, entre 130 pesos por clase semanal, y 150 dos clases a la semana.

La temática que abordan es diversa: Acrobacia aérea en tela, Danzas árabes femeninas, Teatro para niños y adultos, Salsa y bachata, Yoga y pilates, Trapecio, Arte y diseño, Clown, Guitarra, Danzas folcklócricas, Tai Chi Chuan y Flamenco. 

También, se realizó un concurso literario hace casi tres meses bajo la consigna: Historia y Vivencias en Newell’s. “Cada uno podía escribir lo que quisiese, abierto para todo el mundo. Recibimos 21 producciones, inclusive desde Buenos Aires, por lo que la sorpresa fue muy gratificante cuando realizamos la semana pasada la entrega de premios”, explicó Bodo.

“Para mí la cultura es todo, desde los olores hasta lo más íntimo, es decir todo lo que puede identificarnos a nosotros como personas, como sociedad, es nuestro entorno”.

“Que exista un departamento de Cultura en el club es fundamental. Ojalá en un futuro no muy lejano podamos tener nuestro museo; poder entender los colores e inmortalizar a aquellos que nos han dado y nos siguen entregando con pasión tanto”, finalizó la coordinadora general del departamento de Cultura de la lepra.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo