La isla sumará un nuevo paseo basado en el ecoturismo

La Municipalidad anunció que licita la construcción de un muelle, pasarelas y mirador en las 1700 hectáreas que constituyen el Legado Deliot. Quieren que este verano ya se puedan hacer cabalgatas, avistaje de aves y recorridos educativos

La isla frente a Rosario sumará este verano otro motivo de atracción, si la Municipalidad llega a tiempo con las obras cuya licitación anunció este miércoles: la construcción de un muelle para el amarre de embarcaciones, pasarelas y un mirador, en el marco del proyecto eco turístico diseñado para las 1700 hectáreas que el terrateniente Carlos Deliot le donó en el siglo pasado.

El proyecto pretende desarrollar el turismo sin afectar el hábitat isleño.

La Secretaría de Turismo publicó el llamado a licitación que depara un presupuesto de 580 mil pesos, en un plazo de ejecución de obra de 45 días, para instalar esa infraestructura sobre la ribera isleña, el puntapié inicial para desarrollar actividades relacionadas con la recreación, la educación y la cultura, según recalca la información municipal.

El anuncio corrió por cuenta del secretario de Gobierno, Gustavo Leone, quien lo vinculó al convenio firmado en junio con el municipio de Victoria, preanunciado por la intendenta Mónica Fein en la apertura de sesiones del Concejo.

El Legado Deliot tiene más de 1700 hectáreas.

Un detalle del pliego licitatorio: exigen que la infraestructura a construir debe utilizar maderas autóctonas, como álamos y eucaliptus similares a los que crecen en el delta vecino. "Es voluntad del municipio conservar el estado natural de esas parcelas promoviendo sobre ellas la educación ambiental y el ecoturismo. Creemos que este proyecto se mantiene en línea con otras propuestas del municipio, que tiene a la sustentabilidad como uno de sus ejes", ponderó Leone.

La propuesta

El proyecto ecoturístico consiste en instalar un muelle y pasarelas que conduzcan a una zona alta donde lugareños serán guías para los recorridos marcados sobre esas tierras. Se evalúa desarrollar cabalgatas, avistaje de aves y recorridos educativos, entre otras actividades.

Otra de las alternativas es utilizar las tierras para investigaciones académicas: de los humedales pueden tomarse muestras para investigaciones, estudiar especies (animales y vegetales), así como analizar el comportamiento del agua.

 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo