El caso Supergatitas y la oferta sexual en la era digital

Es la profesión más vieja del mundo, pero cambia todo el tiempo. Las nuevas tecnologías y la implementación de diferentes políticas vinculadas al rubro hicieron que los servicios de acompañantes fueran mudándose de un medio a otro y buscaran nuevas formas de mantener vivo el negocio.

En 2011, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner firmó el decreto 936 que prohibe avisos con oferta sexual, el famoso"Rubro 59" de los clasificados en la prensa. "El decreto representa un gran paso. La oferta sexual del Rubro 59 es un delito y una profunda discriminación a la condición de la mujer como tal", había afirmado en su momento la mandataria.

Pero la eliminación del reconocido rubro no terminó con las publicaciones sobre "acompañantes" sino que forzó a los oferentes a publicar anuncios menos explícitos y en otros sectores del diario. Hecha la ley, hecha la trampa, dirían los más viejos.

Las restricciones en los medios gráficos provocaron, además, la propagación de volantes callejeros y sitios webs con servicios de "escorts". En la ciudad, una de las plataforma pioneras en el facilitamiento de "acompañantes" fue Supergatitas.com. La página web, por la que acaban de ser procesadas cuatro personas por promoción, facilitamiento y explotación económica de la prostitución, logró una gran popularidad por sus contenidos amateurs y participación de los seguidores.

A pesar de la investigación judicial por la promoción virtual de prostitución, los portales de internet con servicios de "acompañantes" o "escorts" abundan aún en la ciudad.

"Manila Rosario no es una agencia de escorts y/o acompañantes, no tiene ninguna relación laboral o profesional, ni ningún otro vínculo, con las personas publicadas en este sitio web", asegura en su presentación, el sitio Manila Rosario. Sin embargo, al ingresar en la opción "Escorts Rosario", se puede observar una gran cantidad de fotos, características físicas y número de contacto de mujeres.

A diferencia de Manila, "Diosas Rosario" es un portal que expone sus ofertas de forma concreta y menciona con detalle todos sus servicios en la home: modelos femeninas de Rosario 100% reales, masajistas eróticas, sexo real, mujeres escorts, clasificados del Rubro 59, datos, fotos y contactos. 

Las redes sociales también son un lugar donde la oferta sexual se multiplicó. La viralización de imágenes y la posibilidad de crear temas comunes fueron dos herramientas aprovechadas para exponer servicios bajo los hashtag #escorts, #putas o #acompañantes.

Los intentos políticos y judiciales por controlar los avisos con oferta sexual parecen no tener efecto en la generación 2.0, donde la información se traslada de un lugar a otro de forma inmediata, lo que logra sacarle varios metros de ventaja a las regulaciones y controles estatales.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo