El Heca es el segundo hospital con más donantes de órganos

La Argentina registró durante 2015 un trasplante de órganos cada cinco horas, con la suma de 2.800 trasplantes y 571 donantes en el año, de acuerdo a las cifras que difundió el Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (Incucai) a través de su sitio web. Entre los nosocomios con mayor cantidad de donantes en el año, aparece el Clemente Álvarez de Rosario, que comparte el segundo lugar del ranking con el Hospital Cullen de Santa Fe, con 22 donantes en todo el 2015.

La cantidad de donantes de órganos en 2015 superó a la del año anterior, en tanto que en esa comparación las provincias de Córdoba, Santa Fe, Buenos Aires y Tucumán experimentaron un importante crecimiento en su tasa de donantes por millón de habitantes. Entre Ríos conserva el primer lugar como la provincia con la mayor tasa de donantes del país (21,19%)

Mejoraron las estadísticas en materia de donantes de órganos (Incucai)

De los 2.800 trasplantes, 1.103 fueron renales (753 con donante fallecido y 350 con donante vivo), 354 hepáticos (321 con donante fallecido y 33 con donante vivo), 103 cardíacos, 71 renopancreáticos, 46 pulmonares, tres pancreáticos, dos intestinales, 23 trasplantes combinados y 1.095 de córneas.

Los establecimientos que tuvieron mayor número de donantes de órganos fueron el Hospital Zonal General de Agudos Simplemente Evita, de González Catán (41 donantes), el Hospital José María Cullen, de Santa Fe y el Clemente Álvarez de Rosario (ambos con 22 donantes), el Hospital de Urgencias de Córdoba (21 donantes), los Hospitales Alejandro Posadas de Haedo y Central de Mendoza (19 donantes) y el Hospital Ángel Padilla de Tucumán (17 donantes).

Durante el 2015, Argentina retomó la tendencia al crecimiento en materia de donación y trasplante de órganos, luego de un leve descenso producido en el 2013 y el 2014.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo