Diabetes, una enfermedad que preocupa y crece

En 35  años se multiplicaron por cuatro los casos de diabetes en todo el mundo

Desde 1950 se conmemora en esta fecha el Día Mundial de la Salud por la efectiva constitución de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Cada año se opta por una problemática sobre la cual llamar la atención de la comunidad internacional. Este año el foco está puesto en la diabetes, y cuando se constatan los números, el alerta emerge por sí mismo.

El número de personas con diabetes en el mundo se multiplicó por cuatro entre 1980 y 2014, hasta los 422 millones de casos en ese último año, según un informe publicado este martes por la OMS.

De acuerdo con los datos recabados, en 2012 los altos niveles de glucosa en sangre fueron responsables de 3,7 millones de muertes en el mundo, de las que 1,5 millones fueron directamente causadas por la diabetes. De los fallecidos, un 43 por ciento tenía menos de 70 años, lo que llevó a la OMS a publicar el primer informe global sobre la diabetes.

El trabajo también alerta que la preponderancia de la diabetes creció en las tres últimas décadas, especialmente en países de bajos y medianos ingresos. Es precisamente en estos países en desarrollo en los que las tasas de mortalidad en adultos de entre 20 y 69 años por causas asociadas a altos niveles de azúcar son más altas, especialmente en los hombres.

Además del aumento y del envejecimiento de la población, la OMS señaló que la principal razón asociada la extensión de la enfermedad es la acentuación del sobrepeso y la obesidad en la sociedad.

¿Qué es la diabetes?

Es una enfermedad en la cual los niveles de glucosa en la sangre están por encima de lo normal. La mayor parte de los alimentos que se consumen se transforman en glucosa, o azúcar, que es utilizada por el cuerpo como energía.

Es el páncreas, un órgano que se encuentra cerca del estómago, el encargado de producir una hormona llamada insulina para facilitar el transporte de la glucosa a las células del organismo. Cuando se sufre de diabetes, el cuerpo no produce suficiente insulina o no puede utilizar su propia insulina adecuadamente. Esto causa que el azúcar se acumule en la sangre sin poder ser utilizada como energía.

La diabetes puede producir complicaciones de salud graves tales como enfermedades cardíacas, ceguera, insuficiencia renal y amputaciones de las extremidades inferiores.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

5
**http://www.rosarioplus.com/ennoticias/Tapas-19.10.17-20171019-0003.html**

Tapas 19.10.17

Seguí leyendo