Cuba, las inversiones que se vienen en medio de un toque de humor

Obama en la tapa del diario Granma. Obama en el aeropuerto José Martí. Obama en la Catedral del casco antiguo. Obama en el Gran Teatro Alicia Alonso. Obama en el Foro de Negocios junto a empresarios y emprendedores. Obama en la Plaza de la Revolución. Obama en el partido de béisbol entre el Tampa Bay Rays de las Grandes Ligas de Estados Unidos frente a una selección de Cuba. Obama en las redes sociales, en un programa de humor, en la TV en vivo y en directo, en las banderas y en las sensaciones de un pueblo que vibró durante tres días de una visita histórica. ¿Será un punto de inflexión en la historia de la isla?

Quince meses después del anuncio del proceso de restablecimiento de las relaciones entre ambas naciones la presencia de Obama fue un hito, un punto bisagra. No es menor que un presidente de los Estados Unidos haya llegado a Cuba luego del triunfo de la Revolución y a partir de su llegada haya mantenido relaciones próximas con las máximas autoridades de la isla.

El tono de la visita fue distendido, más allá de las preguntas incómodas que se hicieron en la conferencia de prensa brindada entre Raúl Castro y Barack Obama y la distensión mostrada en varios pasajes de los recorridos. Y la soltura del gran hito que conmocionó a los habitantes de La Habana, comenzó el día antes de la llegada del presidente norteamericano cuando participó desde la Casa Blanca en uno de los programas cómicos más populares de Cuba: "Vivir del cuento" de Cubavisión cuando habló con el comediante Pánfilo.

-Ah, ¿usted es el presidente Obama?
-Sí, el verdadero Obama.

Más allá de la precaria conectividad que hay en la isla, la Obamanía tuvo su correlato en las redes sociales. El presidente pescando junto a su esposa en el Malecón, fotos remixadas en donde se lee: “Prepara las maletas Michelle, que vamos pa Cuba” o frases como “Obama viene, ‘obamo' nosotros” y “Obama hermano, el pueblo te saluda, échale una mano” fueron algunos de los virales que circularon en las redes. 

Una parodia guitarra en mano

Las empresas que llegan

El apoyo al libre comercio y la posibilidad de un avance tecnológico para Cuba fueron dos ejes que Obama reiteró en varios pasajes de su discurso. Los avances comerciales son claves más allá del bloqueo que aún continúa. Entre las empresas aparecen:

- Google: Existe un acuerdo para ampliar el servicio de WI-Fi y banda ancha

- Booking.com: la empresa líder mundial en reservas de alojamiento online. Por día se reservan más de un millón de noches a través de su web.

- Airbnb: Un portal de alquiler de viviendas particulares acordó una ampliación de su licencia en Cuba.

- Western Union: Se pondrán en marcha los servicios de envío de divisas hacia Cuba desde los países en los que opera.

Starwood: Será la primera empresa estadounidense en administrar dos hoteles en La Habana.

Dispersión y diversión

La presencia de Obama en compañía de su familia, legisladores y miembros de su gabinete en el partido de béisbol entre el Tampa Bay Rays y la selección nacional de Cuba en el Estadio Latinoamericano fue otro gesto de convivencia. Los cubanos siguieron vivo las instancias del partido y las ciudades de la isla se paralizaron ante el evento.

El deporte consiguió estrechar un lazo y evidenciar en un campo de juego las ansias de triunfo del pueblo cubano. Ambos equipos querían ganar. Algo de esto se trató el viaje de Obama: muchos actores que desean ganar y mucho. El dilema será quién pierde, si es que alguien lo hace, como consecuencia de un hito que derramará como el comienzo de una etapa impensada hace un tiempo atrás.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo