sec-reposera

Y Moria quedó presa nomás en Paraguay

Moria Casán se presentó en la mañana de este martes en el juzgado de Luque para declarar ante la jueza Dina Marchuk, por el robo de unas joyas valuadas en 80 mil dólares. La magistrada determinó que la diva quede detenida en una cárcel para mujeres común y rechazó el pedido de prisión domiciliaria. Adiós el módico deseo de poder viajar al exterior de paseo con su hija.

“Sé mi verdad, sé mi inocencia. Aquí estoy, señores, para cumplir con la ley, y estoy acá para afrontar las consecuencias”, había dicho la vedette el lunes, apenas sus tacos se posaron sobre tierra guaraní. Y ahí nomás la policía le echó el guante como a cualquier delincuente.

La historia del entuerto se remonta a 2012, cuando el joyero Armando Benítez había denunciado a la actriz porque nunca le había devuelto unas alhajas que le había prestado para una actuación en Paraguay. Desde entonces, Moria no podía viajar al exterior a raíz de la disposición de la Justicia paraguaya.

La diva volvió al país vecino para resolver el asunto judicial, con el deseo de aclarar el asunto y poder luego viajar al exterior con su hija, Gala, pero el panorama se le fue complicando. 

La jueza Dina Marchuk estableció la prisión preventiva de Moria y esperará por la resolución definitiva en la cárcel de mujeres del Buen Pastor.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo