sec-juego

Varios rendimientos altos para llevar a Central a la final

García: Un par de atajadas importantes, una revolcada en el complemento, y el toque indispensable de suerte para que dos pelotas de gol dieran en los palos. Buen manejo de los tiempos en el complemento.

Salazar: Le costó cerrar su sector. Acuña lo complicó algunas veces. Y en la segunda parte tuvo inconvenientes con los que atacaron por su sector. Cometió varias faltas y se proyectó poco.

Donatti: Cometió un par de yerros poco habituales, con pifias en sectores donde los errores pueden costar caro. Bien de arriba, estuvo impasable en el juego aéreo.

Pinola: Como viene sucediendo en este último tiempo, el mejor de la defensa. Jerarquía para sacar la pelota desde el fondo, y solvencia en cada cruce. Otro partido sin fisuras.

Álvarez: Con oficio, canceló su sector. Casi no se proyectó, pero cumplió holgadamente con su tarea defensiva.

Montoya: Su despliegue es indiscutible. Pero como sucedió en partidos anteriores, en momentos clave, se equivocó en la toma de decisiones. Por ejemplo, un contragolpe desperdiciado por el chaqueño, terminó con la expulsión de Lo Celso.

Domínguez: Otro buen partido. Inteligente a la hora de distribuir. Y atento para los relevos y los cierres. Físicamente sintió el esfuerzo, y fue reemplazado en el complemento.

Fernández: Sigue en levantada. No tuvo intervenciones determinantes. Pero se hizo sentir por la banda, y colaboró mucho en el retroceso, a la hora de recuperar. Fue otro de los que no pudo terminar en cancha por el tema físico.

Lo Celso: Gran resolución en la previa al gol de Ruben. Estupenda acción individual en espacio reducido. Pero no pudo coronar su partido por la roja que vio en el final. Por un pecado de juventud, se perderá la final con Boca.

Larrondo: Muy participativo. Obligó siempre, por arriba y por abajo. Tuvo el gol en el primer tiempo, y por dos veces en la misma acción, pero no pudo resolver de la mejora manera. Igual, su aporte fue importante en el triunfo.

Ruben: Otro gol que vale un montón, y ya son 24 en la temporada. Apareció en el momento justo, en el lugar indicado. Antes y después, las peleó todas, como siempre. Le hizo perder la paciencia a Sánchez, que se ganó la roja por golpearlo desde atrás.

Ingresaron luego:

Cervi: Con ganas, y mucha dinámica, desequilibró. Sigue haciendo méritos para recuperar su lugar en el equipo. Aunque esta vez, a sus participaciones le faltaron serenidad en el final.

Musto: Entró cuando el equipo estaba muy retrasado, defendiendo el 1 a 0 cerca de García. Lo amonestaron por cortar con falta una contra. Y estuvo algo errático con la pelota en los pies.

Jonás Aguirre: Protagonizó un par de corridas que podrían haber tenido mejor final. De todos modos, con su velocidad, complicó.

El técnico

Coudet: Su equipo jugó el partido como lo requería la situación, lo hizo con alta concentración e intensidad. Central dio otra muestra de madurez colectiva. Cuando logró la ventaja, trabajó el partido con inteligencia. Volvió a dar un paso firme hacia uno de los objetivos, se metió en la final de la Copa, y va por más.

El árbitro

Federico Beligoy: Flojo, como se esperaba. Con el correr de los minutos, lo suyo fue perdiendo fuerza. Acertó en las expulsiones, pero no tuvo la personalidad necesaria como para tener siempre en sus manos las riendas del partido.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo