sec-juego

Un puñado de voluntades que no alcanza

Newell's hizo un pésimo primer tiempo, pero mejoró poco en el segundo. Lo tenía ganado y se lo empataron en la última.

 

Sebastián D'Angelo: arrancó con dudas en el primer centro. Con los pies no resolvió bien. Mejoró en el complemento.

 

Franco Escobar: se equivocó mucho en la entrega. En la marca estuvo correcto, salvo en la primera pelota que cayó en el área leprosa y que casi termina en gol de Rafaela.

 

Sebastián Domínguez: perdió en el juego aéreo. Cruzó justo cuando Esteban Orfano se disponía a rematar en el primer tiempo.

 

Nehuén Paz: autor involuntario del empate de Rafaela. Puso el pie para despejarla y la pelota se desvió, descolocando al arquero. Sacó bastante en el segundo tiempo.

 

Gabriel Báez: cada jugador que se proyectó por su sector siempre tiró el centro. Le costó muchísimo marcar. Su única incursión ofensiva en la primera parte fue la acción más peligrosa de Newell's en esa etapa, con un remate al cuerpo de Germán Montoya.

 

Luis Advíncula: un buen centro en el primer tiempo y nada más. Estuvo demasiado fastidioso y se molestó ante cada corrección de sus propios compañeros.

 

Diego Mateo: es pura entrega y voluntad. En los duelos individuales gana casi siempre. Muchas veces juega al límite.

 

Lucas Mugni: desaparecido por completo en el primer tiempo. Levantó en el segundo y generó algo de juego.

 

Maxi Rodríguez: le costó entrar en partido. En el complemento puso muchas ganas y trató de resolver rápido. Definió bien ante la salida de Montoya.

 

Ignacio Scocco: anduvo todo el partido a contramano. Buscó romper en velocidad y no pudo imponerse. Tuvo una clara en el segundo tiempo, pero definió mal.

 

Lucas Boyé: mostró su potencia y técnica en la segunda parte. Armó una gran jugada en la que apiló a varios rivales, pero se quedó sin fuerzas y ángulo para definir.

 

Mauricio Tevez: se recostó sobre la izquierda. No lo dejaron progresar en velocidad,  pero igualmente se las rebuscó para generar faltas a favor. Ocupó bien su sector para defender.

 

Fabricio Formiliano: se paró cerca de Mateo para intentar contener, pero el equipo estaba muy metido atrás.

 

Mauro Formica: entró en juego varias veces, pero no resolvió correctamente.

 

Diego Osella: el equipo ambicioso que prometió en el primer tiempo no funcionó y en el segundo jugó menos peor. A Newell's le faltó juego e intensidad. Además, muchas veces se contagió de la impaciencia de la gente y resolvió mal. Los cambios no surtieron efecto.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo