Tras su reunión con tacheros, Pullaro hizo autocrítica

El paro de actividades de los taxistas, lanzado esta madrugada tras el asesinato de un chofer, continuará al menos hasta este miércoles a media mañana, según confirmaron fuentes del sector. Tras una reunión entre dirigentes y funcionarios, el ministro de Seguridad de la provincia Maximilano Pullaro admitió que el crimen "golpea las políticas públicas" que lleva adelante el gobierno provincial para "disminuir los niveles de inseguridad". Sobre qué se hará al respecto, confió: “Seguiremos trabajando en el mismo camino” y anticipó que van a “profundizar” sobre medidas acordadas. Recordó que desde su asunción en el cargo se vienen desarrollando diferentes reuniones y consensuando medidas para lograr mayor seguridad en las calles.

Ni bien trascendió la noticia del salvaje asesinato del taxista en zona oeste cerca de las 23.30, los peones de taxis decidieron un paro total de actividades. Un grupo decidió cortar calles en la zona de la Terminal de ómnibus, motivo por el cual complicaron la salida y la llegada de micros, en tanto que otros se movilizaron hasta la sede local de la Gobernación. En este último lugar se desarrolló una reunión a media mañana con autoridades del gobierno provincial y también del local.

Pese a tener diferentes visiones sobre el proyecto para eliminar el efectivo de las unidades, voceros de choferes y de titulares de licencias sí coincideron en reclamar un rol más activo a la Justicia. En concreto, pidieron a los fiscales que se involucren y que los delincuentes queden tras las rejas una vez confirmada la autoría de hechos delictivos. Por su parte, desde el gobierno provincial aclararon que más allá de versiones y rumores en el sector, por lo pronto el asesinato se investiga como “un hecho de inseguridad” aunque no se descartan otras teorías.

En diálogo con la prensa, al salir de la reunión, Pullaro confió:  “Seguiremos trabajando en el mismo camino”. Amplió: “Seguimos trabajando, consensuando con diferentes representantes de taxis de la ciudad. Teníamos una mesa de trabajo que veníamos manteniendo en los últimos tiempos, vamos a profundizar las medidas que se venían llevando a cabo”. 

Remarcó el trabajo preventivo que se venía realizando: “Habíamos consensuado en reuniones anteriores puntos de control fijos. Se entiende que llevamos adelante controles dentro de cuadrículas. Vamos a sostener este servicio de patrullaje”, sostuvo. 

Se subió, además, al reclamo de los dirigentes de choferes y dueños de licencias. “Queremos trabajar junto a los fiscales, al poder judicial de la provincia”. Pidió “entener que todos tenemos que trabajar juntos para planificar una política pública que diminuya los niveles de inseguridad”.

El ministro confió que en la investigación del asesinato se lo trabaja “como hecho de inseguridad" y no vinculado, al menos en esta etapa, a ninguna interna o muerte por encargo, como en algún momento deslizaron algunos dirigentes del sector. “No descartamos nada, pero lo trabajamos como hecho de inseguridad”, reforzó. Anticipó que se estaba por reunir con jefes policiales para ver el avance y poner recursos a disponibilidad. 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo