sec-corbata

“Si Macri no quiere una Patagonia Rebelde, tiene que atendernos"

La ciudad de Comodoro Rivadavia se nutre de la actividad petrolera y la crisis en la actividad pone en riesgo más de 3.00 empleos directos. El martes se define todo

La situación laboral en Chubut está complicada dada la posibilidad de despidos masivos debido a la caída de la actividad petrolera y de precios mínimos históricos del crudo. La definición podría llegar el próximo martes cuando se termine la conciliación obligatoria y haya una nueva reunión, la cual reclaman desde el sindicato de petroleros que la presencia el presidente Mauricio Macri.

“Si no quiere tener una Patagonia Rebelde, Macri tiene que atender nuestro reclamo”, disparó en Sí 98.9, Ramón Valenzuela, integrante de la comisión directiva del Sindicato del Petróleo y Gas Privado del Chubut. Por ahora, el ministerio de Trabajo aseguró que no habrá despidos -3000 trabajadores en juego-, pero todo se definirá el martes. Mientras tanto, este jueves habrá una nueva manifestación en la que se esperan 20 mil personas.

Panfleteada en Comodoro (Sindicato de Petroleros)

En un primer momento el gobernador chubutense solicitó subsidios al gobierno nacional para la exportación de la provincia, aunque de manera taxativa los negó.  Sin embargo, ahora apuesta a que Macri negocie con las petroleras para que hagan un esfuerzo al haber percibido “rentabilidad importante” en los últimos años.  

“Desde fines de año nos dimos cuenta que querían ajustar y hacerlo con los trabajadores”, dijo Valenzuela, y comentó que ya se han reunido con los ministros de Energía y Trabajo, para demostrarle que necesitan una ciudad y provincia que invierte en este sector. “Durante 100 años hubo tranquilidad en Comodoro Rivadavia por tener la actividad que mantuvo a la gente”, consideró.

Actualmente hay 12.800 trabajadores directos en el sector más los indirectos que genera. En juego hay unos 1.000 de Tecpetrol, empresa del grupo Techint y de PAE (Pan American Energy) dedicadas a la exploración de petróleo.

“En este sindicato no estamos para que nos jodan o nos hagan perder tiempo, nos tienen que dar una respuesta. La única forma de que vuelva la paz social y de que tengamos la calidad de vida que tienen los porteños, porque nosotros trabajamos para que estén bien ellos, es que nos respeten el trabajo”, relató.  

 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo