Reformas en comisarías: fachada, muebles y celdas

La provincia avanza con un plan de refacción y ampliación de dependencias policiales y lugares de alojamiento penal. Se le suma a un presupuesto similar al anunciado para Educación 

El gobierno provincial avanza con un plan de refacciones en unas cincuenta dependencias policiales en las ciudades de Rosario, Santa Fe y sus alrededores, el cual se adecuará al nuevo código procesal penal, y a las necesidades de los vecinos y los agentes que se desempeñan en los destacamentos.  

El proyecto, que se enmarca en un plan general de infraestructura provincial, prevé modernizar la estructura edilicia (fachadas y techo), mayor comodidad con las instalaciones y mobiliario, y condiciones dignas de uso cotidiano tanto para la labor del agente, del denunciante y del detenido.

“La realidad es que hay unidades de orden público con diferentes carencias en la ciudad. Hace tres años que trabajamos en esto, pero al asumir el gobernador Miguel Lifschitz y el ministro de Seguridad Maximiliano Pullaro, lo plantearon como prioritario”, explicó a Rosarioplus.com Cristian Caturelli, responsable de la Dirección Provincial de Arquitectura del Ministerio de Seguridad de la provincia.

Luego de las intervenciones edilicias, se renovarán los muebles de un total 25 edificios entre comisarías y destacamentos, los cuales serán fabricados en su totalidad por reclusos dentro del Instituto Autárquico provincial de Industrias Penitenciarias (Iapip). Unas 500 sillas, escritorios, colchones para detenidos transitorios, lockers, armeros y chalequeros, ingresan en la lista que demandó el Ministerio de Seguridad y que ayudó a diseñar.

La nueva Unidad Penal Nº 16 al límite con Pérez también ingresa en el presupuesto

La estructura de las viejas comisarías de principios del siglo pasado, donde los agentes vivían en los pisos superiores y en el fondo el establo albergaba los caballos en los que se patrullaba la ciudad, han quedado obsoletos con el paso de los años. Es por eso que desde la provincia proponen la reforma del espacio en profundidad para lo cual inyectará cerca de 490 millones de pesos, entre lo que incluirá la refacción de la cárcel de Piñero, de la Unidad Penal Nº 16 al límite con Pérez, la Jefatura Policial de Francia 5250 y la construcción de la nueva Alcaidía en Rosario.

Además, el nuevo Código Procesal Penal, que rige desde febrero de 2014, conlleva diferentes peticiones como por ejemplo en la detención de personas, que según dispone la fiscalía no puede superar las 48 horas antes de una audiencia imputativa. “Estamos trabajando desde el año pasado en un nuevo modelo de lugares de alojamiento, los Módulos Transitorios de Detención (MTD), tal como lo demanda la nueva ley”, explicó Caturelli.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo