sec-corbata

Otra vez el interior santafesino inundado por las lluvias

El problema hídrico que atraviesa el Litoral argentino por las crecidas del río Paraná, Uruguay y Paraguay, sumó a localidades inundadas del interior de la provincia, pero no debido al desborde de las cuencas sino por las intensas lluvias de las últimas 48 horas.

El caso puntual es el de María Susana, ubicada en el centro-oeste provincial muy cerca de Córdoba, que quedó con más del 50 por ciento del pueblo y el 80 del casco urbano bajo el agua. El agua provino de los campos más altos de localidades próximas, como de la zona de Bouquet y Piamonte, donde llovieron 200 milímetros hace unos días.

En seis meses sufrió dos inundaciones críticas

Vale recordar que en agosto pasado, cuando la zona también percibió una dramática inundación, el presidente comunal, Norberto Antisi, dijo que el pueblo iba camino a desaparecer si no había soluciones.

Es por eso que entiende que la solución no es otra que nuevas obras hídricas. “Yo preciso obras, eso respondo cuando me preguntan que queremos. No queremos colchones o comida, queremos obras. Lifschitz se comprometió en este sentido”, relató el presidente comunal.

También sufrieron pueblos como Piamonte, Bouquet, El Trébol y Armstrong, y más al sur santafesino Rufino y Casilda, que desde el lunes percibieron una gran masa de agua debido a las lluvias. 

 

Panorama provincial

El gobierno provincial informó que hay más de 1.500 evacuados por la crecida del Paraná, aunque finalmente no se registraron precipitaciones. Sin embargo, el río continúa subiendo. En Santa Fe escaló a 6,58 metros, y en Rosario el nivel quedó al borde de la evacuación (5,29), por lo que las tareas en la zona más vulnerable, El Mangrullo, se intensificaron para que el agua no ingrese a los domicilios.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo