Obama quiere cerrar la cárcel de Guantánamo

El Pentágono envía hoy al Congreso estadounidense un plan para trasladar los presos del polémico presidio señalado como un lugar de violación permanente de los derechos humanos

El gobierno de Barack Obama enviará este martes al Congreso estadounidense un plan para cerrar la cárcel de Guantánamo. Se trata del presidio de máxima seguridad, ubicado en la isla de Cuba, dentro de una base naval norteamericana, y es señalado por la comunidad mundial como un centro encubierto de torturas cuya apertura ordenó el entonces presidente George W. Bush, tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 al World Trade Center, de Manhattan.

El plan que el Pentágono presentará hoy contempla transferir entre 30 y 60 presos a territorio estadounidense, según adelantaron funcionarios del gobierno bajo anonimato.

Obama lo prometió en 2008. El Parlamento hasta ahora rechazó tal posibilidad.

En una conferencia telefónica con periodistas, uno de los funcionarios detalló que el plan, que el Pentágono enviará hoy al Congreso, considera 13 localizaciones diferentes en territorio estadounidense para ubicar a esos presos, sin recomendar ninguna en particular.
Esas 13 localizaciones incluyen prisiones ya existentes en estados como Colorado o Carolina del Sur, así como la construcción de nuevas instalaciones en algunas bases militares del país.
El presupuesto estimado por el gobierno demócrata para reubicar a los detenidos de Guantánamo en suelo estadounidense va de 290 a 475 millones de dólares, en función de cuántos presos sean reubicados finalmente y de la instalación elegida.

De los 91 presos que alberga actualmente Guantánamo, 35 recibieron la aprobación para ser enviados a terceros países "en los próximos meses", sostuvo el alto funcionario. De los 56 restantes, 10 afrontan cargos o fueron condenados en procesos ante comisiones militares y los demás son considerados demasiado peligrosos para salir en libertad o ser transferidos a un tercer país.

Guantánamo es un "símbolo negativo para nuestra seguridad nacional" y el plan que se enviará al Congreso plantea cerrar la cárcel, ubicada en la base naval estadounidense en el sureste de Cuba, de una forma "responsable y segura", enfatizó el funcionario.

El Pentágono comenzó a estudiar el año pasado lugares en los que reubicar a los detenidos dentro de Estados Unidos, incluidas instalaciones federales en Colorado, Carolina del Sur y Kansas.

Obama arrastra esta promesa de cierre desde su primera campaña electoral en 2008. Desde el principio de su mandato, esa promesa se topó con la oposición del Congreso, especialmente entre los republicanos, que rechazan la transferencia de los presos a cárceles dentro de Estados Unidos, por considerarlo ilegal.

El lunes, un portavoz del Pentágono adelantó que el gobierno estadounidense pensaba cumplir con el plazo, que concluye hoy, para presentar a los congresistas una propuesta de cierre de la cárcel. 

El Congreso, cuyas dos cámaras controlan actualmente los republicanos, emitió varias prohibiciones al traslado de presos de Guantánamo a suelo estadounidense, además de aplicar restricciones al traslado a otros países, con el argumento de que los detenidos son una amenaza para la seguridad nacional.

Esta prisión fue erigida para recluir a personas de distintos países sospechosas de tener vínculos con el terrorismo tras el atentado del 11 de septiembre de 2001. Ha sido mundialmente criticada por la constante violación de los Derechos Humanos. 
Hasta 2008 habían pasado por el centro alrededor de 800 prisioneros de 42 países, la gran mayoría afganos y pakistaníes. Actualmente, quedan 91 presos en el penal

 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo