No llueve, pero el sol se hece desear otra vez

Con unos grados menos que el sábado y un cielo cubierto de nubes arrancó la jornada del segundo domingo de noviembre. La temperatura máxima pronosticada es de 31 grados centígrados y se espera un mínima de 12. 

Durante la tarde se espera que el cielo se despeje y puedan asomar algunos rayos de sol que suban la temperatura. De todos modos será un día especial para tomar mates y caminar por la costanera. 

Para el lunes se preven condiciones similares y sigue sin quedar claro si se viene o no la lluvia. Habrá que esperar que tiempo se defina. 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo