sec-corbata

Ni en almíbar ni en tarta: la pera está demasiado cara

La diferencia entre lo que paga un consumidor por los productos agropecuarios en el supermercado, y lo que recibe el productor en el campo subió hasta un 10,9% en octubre. La diferencia afectó tanto a la mayoría de los productores regionales, que reciben muchas veces precios ínfimos por sus producciones, como a los ciudadanos que deben pagar precios que multiplican su valor de origen.

Según el Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD), que elabora el Área de Economías Regionales de CAME,  los productos más afectados por las distorsiones de precios en la cadena del mes fueron: la pera, con una brecha de 18,7 veces. Sí, la pera. Así que las tartas de peras o las tradicionales peras en almíbar deberán esperar para volver al postre.

¿Otros productos que están caros? La naranja (14,63 veces), la cebolla (14,38 veces), el arroz (14,06 veces), la manzana roja (14,01 veces), la acelga (12,42 veces) y el limón (9,47 veces).

Frente a septiembre, el IPOD subió 0,82 puntos (de 7,51 a 8,32), impulsado por la mayor brecha en la cebolla y la pera, que contrarrestaron la reducción en la brecha de la acelga, uno de los productos más perjudicados en septiembre.

De los 20 alimentos agropecuarios que integran la canasta del IPOD relevados, en 11 la brecha entre el precio de origen y destino aumentó en octubre, mientras que en 9 se redujo.

El principal incremento en la brecha durante el mes ocurrió en la cebolla, donde la brecha creció en 12,28 veces (de 2,1 en septiembre a 14,38 en octubre), y la lechuga (con un crecimiento de 6,62 veces). Mientras, la mayor caída fue en la acelga, donde la brecha bajó agresivamente a partir de un reacomodamiento de los precios de ese producto.

El IPOD permite tener una dimensión de lo que ocurre con los precios de los principales productos agropecuarios que se venden en fresco en el mercado desde que salen del campo. En el recorrido, hasta que el producto llega a la góndola, se producen un conjunto de distorsiones que suelen multiplicar por muchas veces el precio de origen de casi todos los productos.

La situación no es exclusiva de la Argentina, pero hay mercados donde los gobiernos suelen aplicar mayores regulaciones para limitar la concentración de la renta en las grandes cadenas comerciales, en detrimento del productor y el consumidor, que son los actores más perjudicados de ese sistema.

La mayor diferencia ocurrió en productos como la pera, donde mientras en la Argentina la diferencia entre precio de origen y destino fue de 18,7 veces, en España fue sólo 3,42 veces. Lo mismo en la cebolla: en Argentina fue de 14,38 y en España de 2,55; o en la acelga, con una diferencia de 12,42 veces en la Argentina vs 3,52 veces en España. También hay productos como la mandarina, la papa, la calabaza, la berenjena, el repollo o el tomate de ensalada donde la brecha fue mayor en España. Aunque en los restantes productos Argentina tuvo mayor distorsión. 

(Fuente: CAME)

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo