sec-corbata

Miles de curas casados le piden al Papa poner fin al celibato obligatorio

Son casi 90.000 clérigos agrupados bajo la Federación Europea de Curas Católicos Casados y cuestionan que el sacerdocio sea célibe y sólo para varones. Revolucionarios hay en todas partes

Sí, hay curas casados. Un montón. Son casi 90 mil en todo el mundo. Incluso, en Europa, están agrupados en una federación y hacen congresos internacionales anuales donde se reunen sus representantes para delinear reclamos a la cúpula de la Iglesia Católica. Durante la última reunión, que tuvo lugar en España durante el fin de semana pasado, pidieron avanzar hacia una Iglesia donde el sacerdocio no sea obligatoriamente célibe y ni exclusivamente para varones. Las fans y los guionistas de Esperanza Mía, se ilusionan. ¿Sale un final con Esperanza y Tomás casados y con los hábitos?

Con el lema "Curas en unas comunidades adultas”, los cien representantes de quince países de la Federación Europea de Curas Católicos Casados hicieron un balance de los cuarenta años de recorrido del movimiento. Consideran "necesaria y urgente" una renovación de la Iglesia hacia un modelo comunitario y más flexible. Y sí, hasta ellos mismos se dan cuenta. Otra conclusión es que las tareas, servicios y ministerios deberían otorgarse a las personas que consideran más preparadas, sin distinción de sexo ni de estado civil. La revolución se hace desde adentro, dicen. De la posibilidad de curas homosexuales, todavía nada.

Para ilustrar las ideas de estos clérigos (claramente bastante modernas respecto de la institución en la que se enmarcan), basta leer una de las resoluciones del Congreso: “Para la renovación de la Iglesia y de las comunidades de creyentes hacia un modelo activamente comunitario de Asamblea del Pueblo de Dios, es preciso un cambio estructural; no son suficientes los meros cambios personales. Hay una inercia de siglos que actúa como un peso muerto y dificulta cualquier cambio progresivo”. Como para contrarrestrar las ideas y las acciones bastante cuestionables de algunos de sus colegas. Es todo cuestión de equilibrio.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo