Más lluvia y calor para ponerse de los pelos

Tiempo loco. Después de un fin de semana largo a puro sol, más allá del fuerte chaparrón del martes, se vienen días inestables pero con temperaturas muy elevadas. Las malas condiciones se instalan por lo menos hasta el sábado.

Durante todo el miércoles estará latente la probabilidad de lluvias y chaparrones, aunque las precipitaciones más intensas se presentarían durante la mañana. Si bien temprano la temperatura bajó mucho e hizo falta un abrigo, durante el día irá de 23 a 27 grados según el Servicio Meteorológico Nacional.

El pronóstico extendido casi ni registra al sol. Las condiciones amagarán con mejorar el jueves por la mañana, pero luego volverá la inestabilidad con 36 de máxima, el viernes será parecido, pero con ¡¡39 grados!! mientras que el sábado también estará inestable con máxima de 33.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo