Lujos y golazos para que Central vuelva a la cima

Fue un partidazo en Santa Fe, aunque contrariamente a lo que podía imaginarse en la previa, el único protagonista fue Rosario Central. Colón no pudo hacerle fuerza a un equipo arrollador. El Canaya dominó el juego de punta a punta, generó incontables situaciones en el primer tiempo y lo liquidó con absoluta justicia durante el complemento. Un 3 a 0 más que tranquilizador.

De movida el equipo de Coudet impuso condiciones. Apenas iban seis minutos cuando el pibe Giovani Lo Celso sacudió la red. Una bomba del enganche, que consiguió su primer tanto en Primera División, dejó sin chances a Fatura Broun. Otra vez, el 10 Canaya (que usa la 21), fue conductor y figura.

Luego, una seguidilla casi interminable de situaciones desperdiciadas. Una de las más claras fue para Marco Ruben, quien se encontró con las manos firmes de Broun. Luego estuvo cerca Larrondo, quien también aprovechó las enormes ventajas que otorgó el fondo Sabalero. A esa altura, Central merecía el segundo. La única de Colón en todo el primer tiempo fue un remate de Ruiz que obligó a García.

Y en el segundo tiempo Central le puso más justicia al marcador. Mejoró en eficacia. Otra vez el Canaya golpeó en un momento clave y lo hizo a través de Marco Ruben, quien volvía al primer equipo. El capitán demostró que está intacto con un tremendo derechazo que se metió en un ángulo. Ya era una tarde de golazos.

A los 19 se cerró el trámite. Temprano Central consiguió una diferencia tranquilizadora que le permitió manejar los tiempos y evitar un desgaste mayor. Marco Ruben convirtió de penal (la falta se la hicieron a Larrondo) y luego el Chacho se dio el lujo de guardar a algunos futbolistas exaustos (el propio Ruben, Villagra y Montoya).

 

El 3 a 0 fue totalmente justo y le dio a Central la certeza de que sigue siendo uno de los grandes equipos del torneo. Sin problemas se sacó de encima a Colón, que de a poco se desinfla, y ahora vuelve a pensar en la Copa Libertadores. Una preocupación le queda al Chacho: Larrondo dejó el partido con una molestia que quizás traiga complicaciones. 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo