sec-corbata

Los motivos de Lifschitz para que Pullaro sea ministro de Seguridad

Este miércoles, el gobernador electo de Santa Fe Miguel Lifschitz presentó formalmente parte del gabinete que lo acompañará durante su gestión, y finalmente confirmó a radical Maximiliano Pullaro al frente del difícil cargo de ministro de Seguridad, el área más caliente. Por otra parte, la sorpresa fue la no designación de Miguel Ángel Capiello como ministro de Salud, luego de que sonara fuerte para el cargo. El socialista argumentó que había sido votado como senador, pero si fuera ese el motivo también hubiera quedado fuera de la danza de nombres Pullaro, diputado electo.

En lugar del criticado Raúl Lamberto asumirá Maximiliano Pullaro, un joven dirigente de la UCR que integra el Frente Progresista. Al ser consultado el por qué de esta designación Lifschitz respondió: “En este caso particular apunté a la persona porque lo conozco de años, sé que es honesto y capaz, comprometido e inteligente, y decisión política. Se ha venido preparando desde hace tiempo en la temática, y además ha sido denunciante de algunos de los jefes del narcotráfico que hoy están detenidos”.

Maximiliano Pullaro será el nuevo ministro de Seguridad

En cuanto a la no designación del ex secretario de Salud Municipal, Miguel Ángel Capiello, aclaró en contacto con Sí 98.9 que se debe a que fue electo senador provincial y que “acompañará desde ese rol”.

Lifschitz decidió dar a conocer parte del gabinete, ya que el resto lo hará en Santa Fe y en Reconquista. En la sede del Partido Socialista confirmó a José Garibay, ingeniero socialista de estrecha confianza de Lifschitz, quien se hará cargo del renovado Ministerio de Aguas e Infraestructura. También confirmó a  María de los Ángeles “Chiqui” González en Cultura; Ricardo Silverstein en Justicia y Derechos Humanos; Jorge Álvarez en Desarrollo Social; y a Diego Leone como secretario de Hábitat. Rosarioplus adelantó la lista completa

Finanzas

Respecto a la situación financiera con que se encontrará al asumir la gobernación, Lifschitz admitió que las cuentas “están complicadas”, pero consideró que es algo “no estructural sino problemas de coyuntura”. Por lo que para sanear lo que serán obligaciones corrientes, están esperando “que Diputados apruebe la autorización de emisión de letras para pasar el verano”.  

En cuanto al inicio de las paritarias para los empleados públicos, explicó que esperarán la definición presidencial y luego los lineamientos salariales que arroje la nueva gestión para poder hablar de fechas ciertas y porcentajes.

Si bien el Partido Socialista en los últimos días definió votar en blanco, no se sabía cuál sería la decisión de Miguel Lifschitz, ya que había sugerido al igual que Antonio Bonfatti que nunca votaría a la derecha. Sin embargo, se encolumnó detrás de la decisión del comité nacional. “Voto en blanco porque debo ser coherente. En mi caso son más las diferencias que los puntos que me unen a los candidatos. No creo que alguien debe cambiar de rumbo como lo han hecho después de las generales”, disparó. 

Escuchá la entrevista a Lifschitz en Sí 98.9:

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo