La pelea en la Biblioteca Vigil suma capítulos

"Nunca cobramos ni siquiera los gastos", argumenta el abogado y escritor Marcelo Scalona respecto de su demanda de honorarios, junto con Marcelo Abaca, por 10 millones de pesos. Y revela que la entidad percibe una suma similar desde el Estado provincial. Los acusan de atentar contra la continuidad de la entidad

El abogado y escritor rosarino Marcelo Scalona salió al cruce de los directivos de la recuperada Biblioteca Popular Constancio C. Vigil, que lo acusaron a él y a su colega Marcelo Abaca de reclamar 10 millones de pesos por honorarios que -según entienden- son improcedentes. "Hicimos un trabajo de 10 años y medio", afirmó Scalona, en diálogo con Sí 98.9, y agregó: "Nunca cobramos ni siquiera los gastos".

El pasado 12 de noviembre Abaca y Scalona, ex clolaboradores del espacio cultural, solicitaron dentro del expediente judicial de liquidación ­iniciado en 1977 por la dictadura militar­, un pedido de regulación de sus honorarios profesionales, que ascienden a los $10.871.650. Las autoridades de la Vigil manifestaron su preocupación por una situación que “podría perjudicar la continuidad de la institución”.

Marcelo Scalona, uno de los que participó en la recuperación
de la Biblioteca, hoy enfrentado con los directivos.

"No hay ninguna regulación de honorarios en el expediente", dijo Scalona al rechazar las críticas vertidas por la actual comisión directiva.

Según explicó, "no hay ninguna regulación de honorarios en el expediente" y además, el encargado de abonar el importe es el Inaes, que depende del Estado, no las arcas de la biblioteca. Las autoridades de la Vigil habían manifestado que el pago de los honorarios podía “perjudicar la continuidad de la institución” y ocasionar “la pérdida del patrimonio, e incluso el cierre de la entidad”.

Además, el letrado contó que al desvincularse de la institución por “diferencias de criterio en el manejo de la entidad", ambos profesionales resolvieron “donar gran parte de los honorarios” a la biblioteca. 

"La Vigil recibe 10 millones de la provincia, de un contrato que hicimos nosotros", señaló el abogado y reprochó: "Se han hecho actos culturales muy importantes y ni siquiera fuimos invitados ni mencionados". Tanto Scalona como Marcelo Abaca pertenecieron a la institución desde la década del 70, cuando participaban de las actividades deportivas de la emblemática entidad cultural de Gaboto y Alem.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo