La ola de calor hizo confundir Santa Fe con Rosario

Cuando debuté como productor televisivo aún no existía Google Maps. En realidad faltaba un año para que naciera Google. En cada escritorio había una  Guía Filcar y en un lugar estratégico de la redacción estaba colgado un mapa de Argentina que se consultaba cada vez que surgía alguna duda sobre localidades lejanas, territorios desconocidos. Pero, la urgencia periodística del titulado en tiempo real de Crónica TV muchas veces empujaba a la producción a borrar kilómetros y ahí saltaban los errores. Si ocurría un suceso en Río Cuarto se le pasaba el dato al corresponsal de Córdoba aunque hubiera casi 200 kilómetros de distancia. Si una muerte horrible espantaba a la sociedad de Rufino la producción se comunicaba con periodistas de Rosario, más allá de las tres horas y media que existen de viaje entre ambas localidades santafesinas.

Cierta vez un jefe me encomendó el rastreo de una información catástrofe: inundaciones en Chubut. El primer paso fue ponerme en contacto con colegas de Puerto Madryn por el sólo hecho de ser la ciudad que más conocía en esa provincia. Los periodistas madrynenses me guiaron. Las inundaciones tenía foco en dos ciudades: la cordillerana Esquel, ubicada en el extremo oeste y en Trelew, localidad del departamento Rawson, en el noreste de la provincia patagónica. Incluso, las características de las inundaciones eran diferentes. En Esquel incidía el deshielo y el Trelew complicaba las cosas una especie de sudestada. De las dos ciudades sólo conseguí imágenes de un solo canal y creo que fue de Trelew. Acto seguido llamé a mi jefe por teléfono:

- Las inundaciones son el dos ciudades: Esquel y Trelew. Sólo pude conseguir imágenes de Trelew.

- ¡Pibe, no entendiste nada! De qué Trelew y Esquel me hablás. ¡Yo te pedí inundaciones en Chubut!

Y me cortó con furia. Ahí entendí que para un canal porteño de difusión nacional daba un poco lo mismo cuando se hablaba de una provincia a pesar que se referenciara a la tercera provincia en superficie sólo superada por Buenos Aires y Santa Cruz. Chubut no existe como ciudad. Entre Esquel y Trelew hay 489.30 kilómetros de distancia en línea recta y 600 por ruta. Pero el título del suceso ameritaba referenciar la provincia: ¡Inundaciones en Chubut!

Existen palabras que imponen una enorme carga ideológica. Interior, por ejemplo. El Interior define todo aquello que no es Capital Federal. Palabra que desde aquel día dejé de utilizar. La reemplacé por Provincia aunque provinciano también posee una carga despectiva. Una batalla íntima con el fin de torcer una mirada hacia lo lejano, un acto quijotesco contra la óptica histórica de un país endogámico y centralista. Una manera de llamar a las cosas por nombre. Creo que eso es lo que deberíamos hacer los periodistas.

El viernes 12 de febrero se desató una ola de calor extrema que golpeó a varias provincias, entre ellas, Santa Fe. Un dato ideal para el periodismo catástrofe saltó a la luz, la sensación térmica en la ciudad de Santa Fe trepó hasta los 62 grados centígrados. Con divergencias en las mediciones de tres estaciones meteorológicas la noticia fue Top 1 y los medios de difusión nacional buscaron cronistas para narrar el agobio. Pero en el Canal 26 apareció el furcio. Hablaban de la temperatura en la ciudad de Santa Fe y acompañaban el relato con imágenes de apoyo del Monumento Nacional a la Bandera de Rosario. Enrique Arrieta, periodista de la capital santafesina captó la imagen y la compartió en redes sociales. Y, desde allí, el error se transformó en ironía y puso en evidencia no sólo un error pasajero. En mi muro de Facebook ya llega a los 197 Likes y estos son algunos de los comentarios:

Claudio: No sabía que en Santa Fe ciudad hay una réplica del Monumento a la Bandera. ¡Qué copiones!

Andrés: El saber periodístico es un océano de 3 cm de profundidad. Pero la ignorancia es mucho más profunda.

Fede: Tan bajo el nivel de algunos medios porteños que se perdieron la primicia del traslado del Monumento a la Bandera desde Rosario a la ciudad de Santa Fe.

Susana: Es ignorancia por elección y conveniencia. Menos sabemos del país, menos tenemos para ocuparnos de construir entre todos uno distinto. La General Paz no es un límite natural y de geografías urbanas. Es una trinchera para defender los derechos de un país unitario.

Hernán: Habría que analizar y ver cuál es la agenda de todos los canales de noticias porteños que se ven en toda Argentina durante todo el año para darse cuenta que no hay ninguna casualidad en este error. Hay una ciudad y sus alrededores donde hay un mundo. El resto del país es periferia. Fuera de la periferia está el exterior. Así nos vieron y nos ven desde 1861. Por supuesto que hay que luchar día a día para cambiar estas formas de ver un país. Si hasta inventaron un nombre para el resto de Argentina por fuera de su capital. Le dicen "Interior". Con mayúsculas como cualquier nombre propio. Algo así como "Siberia". Un territorio extenso en el cual no importan demasiado las referencias urbanas.

Sonia: Santa Fe, Rosario... No seas tan puntilloso, Mascardi, ¿cuál es la diferencia?

Leonidas: Lo mismo pasa en el fútbol, con los trajeados de los programas deportivos de Buenos Aires.

Favia: No se puede crecer si uno no tiene la capacidad de reconocer el error, corregirlo y seguir adelante. Los medios, no pueden equivocarse? Porque juzgamos tan duramente a los demás? No digo sólo en esto. Los argentinos no nos perdonamos nada entre nosotros, pero salimos de la frontera y somos los más conciliadores, respetuosos y amables del mundo. Para mi, no pasa de una nota para hacer unos buenos chistes!!!

Y Elbio redobló la apuesta y compartió un mapa de Argentina según los porteños:

Fue un error. Un simple error. Fue un viral. Y este furcio tampoco pretende generalizar ni ser paradigmático del colectivo “periodistas porteños”. Un detalle que reaviva un debate más profundo. Y en todo caso pone en evidencia un debate que llevó años sobre la federalización de la comunicación, lo mucho que se trató de construir con una nueva Ley de Medios. Retazos de un modelo de país que se procura construir y que cíclicamente siempre retrocede. 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo