sec-corbata

La directora de la morgue desmintió a la colega que la cuestiona

La respuesta de la médica forense Alicia Cadierno a la crítica formulada por la perito de Buenos Aires Virginia Creimer en una entrevista concedida a Rosarioplus.com sobre equipamiento y métodos del Instituto de Medicina Legal

La directora del Instituto Médico Legal de Rosario, Alicia Cadierno, refutó las críticas de médica forense Virginia Creimer sobre el estado de situación en ese organismo y el presunto desaprovechamiento de equipos de alta tecnología que el Ministerio de Justicia de la Nación envió. Al respecto, la responsable de la morgue desmintió a su colega y detalló la inversión que se ha realizado en el último semestre en el centro de estudios forenses de bulevar Avellaneda y 3 de Febrero.

Cadierno refirió que los equipos que -según dijo Creimer- el 8 de julio estaban “guardados y amontonados en cajas (...) tirados a un costado, arrumbados”, fueron aportados “por el Consejo de Procuradores, Fiscales, Defensores y Asesores Generales de la República Argentina, institución que provee estos equipos a distintos institutos médico-forenses del país, y que se adquieren con fondos del presupuesto del Ministerio de Justicia de la Nación”.

El IML sumó tecnología en los últimos meses, afirmó su directora.

“Con este material de alta tecnología -agregó-, en Rosario el IML, a través de la Corte Suprema de Justicia, montó un laboratorio de genética forense y otro de toxicología forense, un laboratorio de anatomopatología, un laboratorio de análisis digital forense, todo ello por un valor que supera los dos millones de pesos. Pero, además, y con fondos propios, el Poder Judicial aportó un secuenciador automático para estudios de ADN por un valor de 200.000 dólares y cámaras fotográficas nuevas”, remarcó la funcionaria judicial.

Cadierno hizo hincapié en que “la instalación de estos laboratorios y equipos exigió la realización de obras civiles para su instalación, la readecuación de espacios, la compra de mobiliario apto y equipos informáticos para el funcionamiento de estos equipos.  Estas obras y adquisiciones también se efectuaron con fondos del Poder Judicial de Santa Fe”, aclaró.

Por lo tanto, completó, “para la fecha en que la doctora Creimer visitó el Instituto Médico Legal de Rosario –visita que no estuvo vinculada al caso de Franco Casco, como señala erróneamente en la entrevista– se encontraban en pleno proceso de construcción y montaje las instalaciones imprescindibles para poder poner en funcionamiento los nuevos laboratorios y equipos, obras que ahora ya están finalizadas y los materiales aportados por el Consejo de Procuradores y también por la Corte provincial en pleno funcionamiento”.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo