sec-corbata

Exigen saber cómo murió un joven perseguido por la policía hasta el río

Alejandro Ponce murió ahogado hace dos meses y la Justicia no determinó aún las causas. Su familia dice que el chico pescaba con su hermano hasta que fue hostigado por la policía y obligado a sumergirse. El fiscal entiende que ambos habían robado un rato antes. Hubo manifestación popular frente a Fiscalía de Homicidios

Las dudas por la muerte de Alejandro Ponce, el joven de 23 años que el 2 de noviembre pasado murió ahogado en el Río Paraná tras un episodio confuso con la policía, nunca fueron aclaradas. A dos meses del hecho, los familiares de la víctima piden mayor celo investigativo a la fiscalía, que tiene otra versión de lo sucedido. Es por eso que este miércoles organizaciones sociales se concentraron frente a la puerta de la Fiscalía de Homicidios y cortan el tránsito en calle Montevideo y Alvear para exigir el esclarecimiento del caso.

Mirta, la madre de Ponce, adelantó a Sí 98.9 que tiene previsto reunirse con el fiscal a cargo de la causa, pero fustigó: “Alejandro murió hace dos meses y no tuve ninguna novedad, nadie me citó, estoy igual que al principio”.

El hermano mayor de Alejandro Ponce lo acompañaba en el momento del supuesto ataque policial, y según contó públicamente, ambos se encontraban pescando en la bajada de calle Balcarce cuando tres policías, uno con el arma desenfundada, los increparon. Ante esa situación, los hermanos se arrojaron al río, y allí fue cuando el menor recibió un piedrazo mortal en la cabeza que lo hizo sumergir fatalmente, según narró

“Queremos solicitar a la Fiscalía que nos muestre cuál fue su trabajo y lo que ha recolectado hasta ahora, porque no hemos tenido novedades ni se contactaron con la familia”, explicó Guillermo Campana a Rosarioplus.com, integrante de la Asamblea por los Derechos de la Niñez y la Juventud, organización que acompaña el pedido.

La Fiscalía de Homicidios tiene otra versión. El fiscal de la causa, Miguel Moreno, afirmó que los hermanos no se encontraban pescando en el momento en que se tiraron al río para escapar del asedio policial, y aseveró que ellos habían robado un celular y una billetera un rato antes de la situación que derivó en la muerte de Alejandro. De cualquier modo, ni siquiera esa hipótesis justifica el desenlace de lo acontecido, en caso de que la muerte de Ponce haya sido provocada por terceros.

“La Fiscalía se basa en la versión de aquellos a los que tiene que investigar, es decir a la policía. Se basa en el informe policial y no en otros testigos, como el hermano de la víctima que estuvo presente, o en fotos que hasta fueron publicadas en los medios. Queremos que se sumen estas pruebas”, finalizó Campana.

 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo