sec-juego

Errores clave marcaron el empate de Central

Sosa: Tuvo dos buenas tapadas, una en cada arranque de etapa. Pero su trabajo quedó enuelto en la endeblez defensiva que mostró el equipo. Le hicieron 3 goles y le pegaron 2 tiros en los postes.

Salazar: Gran despliegue. Se proyectó con mayor decisión que en partidos anteriores. Pero le costaron las terminaciones de jugada. En el complemento, pasó un rato a la zona de volantes, y cumplió. En el cierre del partido, le quedó un rebote entrando al área rival, pero demoró y desperdició la chance.

Donatti: Una distracción suya en el arranque casi termina en gol de Palmeiras. Como el resto de sus compañeros de línea, no tuvo buen partido. Pero el destino le entregó la chance de hacer un gol clave de tiro libre, el 1 a 1 parcial. En el final, terminó jugando de centro delantero, pero no tuvo éxito.

Pinola: Mostró dudas en el juego aéreo y ya no sorprende a sus rivales cuando rompe líneas. Lo más importante, no cometió faltas. El lunar, salió en la foto del segundo gol de Palmeiras, y se quedó reclamando una falta.

Álvarez: Mostró un nivel por debajo del habitual. Cometió cuatro faltas, y perdió la marca de Lucas Barrios en el tiro libre en forma de centro que terminó en el tercer gol de los brasileños. 

Musto: Cometió dos errores graves. Un mal pase suyo hacia atrás gestó el primer tanto de Palmeiras y, más tarde, una infracción suya derivó en el segundo gol de los paulistas. A su favor, le cometieron el penal que Ruben cambió por gol, y Gabriel Jesús se fue expulsado por golpearlo.

Colman: Hizo un partidito, lento demasiado intermitente, y poco preciso con la pelota en los pies. Pero maquilló su tarea con la asistencia que le sirvió a Cervi para que estame el 2 a 2 parcial. 

Lo Celso: Su aporte pesó menos que en otras ocasiones, pero nunca se esconde. Las pide todas. Fue el que más pateó al arco, con 3 remates, todos en el primer tiempo. Y dos de ellos provocaron buenas atajadas de Prass. 

Cervi: Y una noche, aquel Cervi que compró Benfica el año pasado, volvió al Gigante. El más desequilibrante del equipo. Incisivo, decidido, veloz, fue blanco de cinco infracciones de parte de sus marcadores. Coronó su tarea con una gran definición en el 2 a 2, en su único remate al arco del partido. 

Herrera: Flojo partido. Un par de desbordes, y su habitual generosidad a la hora de la pelea con sus marcadores. Pese a su esfuerzo, no puede disimular la ausencia de Larrondo.

Ruben: Obligó siempre y mantuvo ocupada la atención de los tres centrales de Palmeiras, de quienes recibió 4 faltas. Coqueteó con el gol un par de veces en el primer tiempo. Y dejó su sello al convertir el penal con el que el equipo daba vuelta el resultado.

Ingresaron luego:

Fernández: Ingresó como marcador de punta por izquierda, pero jugó casi todo el tiempo en el campo rival. Cada vez que tuvo la pelota, buscó desbordar y lanzar un centro, y lo logró varias veces. En el final, estuvo cerca de marcar. Su regreso después de 9 partidos, fue una buena noticia para el chacho.

Bécker: Otra auspiciosa vuelta. Le tocó sumar un puñado de minutos, pero se las ingenió para que lo suyo no pasara desapercibido. Inteligente, evitó apurarse para tomar decisiones, y lo hizo bien.

EL TÉCNICO

Coudet: Su equipo cometió demasiados errores defensivos, y recibió dos goles en jugadas de pelota parada. Así, aunque marcó tres tantos, no pudo ganar, y dejó escapar una precisa oportunidad de abrochar el boleto a octavos de final de la Libertadores, una fecha antes del cierre de la fase de grupos.

EL ÁRBITRO

Zambrano: En el primer tiempo dejó golpear sin mostrar tarjetas, y algunos abusaron del juego brusco. Pero en el complemento, acertó en las jugadas decisivas: el penal sobre Damián Musto y la expulsión del delantero de Palmeiras Gabriel Jesús. En el final, no pudo evitar que los brasileños le manejaran el reloj.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo